El Español
Actualidad
|
Galicia

Galicia arranca un fin de semana con cenas en restaurantes y toque de queda a las 23:00

Este fin de semana ya se podrá cenar en restaurantes con cita previa o reserva en grupos de cuatro personas en interiores y seis personas en exteriores
Un grupo de personas toma consumiciones en una terraza.
Carlos Castro
Un grupo de personas toma consumiciones en una terraza.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad gallega arranca el primer fin de semana con la posibilidad de cenas en restaurantes tras meses de duras restricciones. El toque de queda se ha prolongado hasta las 23:00 horas para adaptarse al horario de verano y facilitar, asimismo, el servicio de cenas, aunque es obligatorio regresar a los domicilios particulares antes del final de la hora máxima para movilidad.

Desde hace unas semanas se han ido relajando las medidas de restricción, pero la Xunta, como ha recordado su presidente, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, no quiere dar pasos "atrás", por lo que ha planeado una desescalada paulatina. Mientras, el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, también ha defendido ir adaptando poco a poco las medidas al sector de la hostelería, como se viene de hacer.

Este fin de semana ya se podrá cenar en restaurantes con cita previa o reserva en grupos de cuatro personas en interiores y seis personas en exteriores. Las únicas excepciones son los ayuntamientos con restricciones máximas, O Grove, Carballeda de Valdeorras y A Pobra do Caramiñal, que siguen cerrados perimetralmente y tienen la hostelería cerrada.

Otra de las novedades para este fin de semana tiene que ver con el comercio y con los servicios, ya que a partir de ahora podrán aumentar su horario más allá de las 21:30 horas, siempre y cuando se respete el toque de queda.

Además, se modifica el régimen de visitas en las residencias de mayores. Ahora, con cita previa, se podrán recibir visitas de todas aquellas personas que de forma individual lo soliciten, mientras que los residentes podrán salir hasta tres veces por semana, durante cuatro horas en cada ocasión, para hacer gestiones o realizar otro tipo de actividad personal.

Galicia sigue cerrada perimetralmente y hasta dentro de dos semanas no se revisarán las principales decisiones adoptadas, ya que es el ciclo que se ha marcado la Xunta, asesorada por el comité clínico, para evaluar las consecuencias de las medidas en la incidencia epidemiológica por el covid.

Actualidad