El Español
Actualidad
|
A Coruña

El Santuario Vacaloura logra los 10.000 corazones para mudarse a Arzúa (A Coruña)

Inés Trillo y Mario Santiago prevén comenzar pronto las obras para arreglar y acondicionar el nuevo terreno y trasladar los alrededor de 250 animales que cuidan en marzo
Cedida
Ofrecido por:

La Asociación Vacaloura Santuario Animal logró los 10.000 corazones que necesitaba para poder adquirir un terreno en Arzúa (A Coruña) y mudarse con sus 250 animales a un espacio propio. La entidad desarrolla su actividad en un lugar que tiene alquilado en Santiago de Compostela, pero las filtraciones de agua y la antigüedad de las instalaciones llevó a Inés Trillo y a Mario Santiago a buscar una nueva localización.

Los jóvenes dejaron una fianza de 5.000 euros con el objetivo de no perder la oportunidad de adquirir el terreno de Arzúa y el sábado, tan solo un día antes de que terminase el plazo límite para conseguir la cuantía para su compra, alcanzaron las donaciones necesarias. "Estamos moi contentos porque xa temos o terreo asegurado. Mañá asinamos o contrato de compravenda e teremos que comezar coas obras", explica Trillo, una de las fundadoras del santuario animal.

El nuevo espacio al que van a ser trasladados los ejemplares de las alrededor de 15 especies de animales que los dos jóvenes cuidan necesita algunas mejoras, por eso la campaña continúa. Trillo y Santiago compartirán a través de Un corazón para Vacaloura los presupuestos de las obras para arreglar y acondicionar las diferentes zonas, de forma que los ciudadanos que quieran y puedan colaboren en la construcción del refugio.

Inés Trillo y Mario Santiago, de la Asociación Vacaloura Santuario Animal (Cedida).

Algunas de las acciones previstas son el vallado del terreno, la construcción de nuevas instalaciones y la restauración de los edificios viejos. "Pagaremos agora en decembro o aluguer ata marzo e a nosa idea é que, en marzo, estea todo para poder mudarnos aínda que despois queden algúns detalles por ulitmar", explica Trillo. De esta forma, los jóvenes dejarían de enfrentarse a los gastos de ambos terrenos: el alquiler de uno y las obras del otro.

Trillo agradece la colaboración de los particulares, asociaciones y otros colectivos que compraron un corazón, cada uno de los cuales tenía un precio simbólico de 5 euros. Los responsables del Santuario Animal Vacaloura están muy ilusionados con la nueva etapa que van a comenzar y compartirán a través de su página web y de sus redes sociales los pequeños pasos que los acercan cada día un poco más al terreno perfecto.

Actualidad