El Español
Actualidad
|
A Coruña

El Hematocrítico: "Yo no interpreto un papel ni finjo ser otra persona"

Miguel López, además de un célebre tuitero, es profesor en el colegio coruñés de Las Esclavas. Su positividad y su buen rollo están detrás de su éxito
El Hematocrítico durante la entrevista
Quincemil
El Hematocrítico durante la entrevista
Ofrecido por:

Abrir un blog le cambió vida a Miguel López. En 2006 este maestro de Infantil, Inglés y Primaria en el colegio de Las Esclavas pasó a ser conocido como El Hematocrítico. Hoy en día, después de 14 años, este coruñés es uno de los más célebres tuiteros de España.

Desde el 2002 forma a niños de entre 3 y 10 años, tarea que compagina con las redes sociales donde, con una visión positiva, aborda temas diversos. "Yo no interpreto un papel ni finjo ser otra persona", dice El Hematocrítico, quien, pese al éxito de su perfil en Twitter, se sigue viendo como es él: Miguel López.

¿El secreto del éxito? "Creo que es mi punto de vista. Intento transmitir buen rollo", confiesa Miguel, alias El Hematocrítico, ante las cámaras en uno de los Encuentros Quincemil.

Miguel López, alias El Hematocrítico, es uno de los más célebres tuiteros de España y siempre lleva a A Coruña y Galicia...

Posted by Quincemil on Friday, February 28, 2020

Aficionado a los programas de televisión, antes del auge de internet Miguel hacía quedadas con sus amigos para comentar el popular programa de TVE Grand Prix. Una afición que, más tarde, trasladaría a las redes sociales. A través de sus perfiles sociales, sus amigos y él comentaban al más puro estilo Carrusel Deportivo otro programa de gran audiencia Granjero busca esposa.

El humor en el arte

Al margen de la televisión, El Hematrocrítico desarrolló una primera faceta muy artística. Bajo el alias de El Hematocrítico del arte, Miguel propuso una manera diferente de interpretar los cuadros. La inspiración le llegó en el Louvre.

"Una vez fui de vacaciones a París y me encontré con aquellos cuadros que tenían el título original y la traducción debajo. Me pareció muy divertido cambiarla el título para hacer un chiste y, además, introducir un segundo titulo falso en italiano. Aquello fue un boom", explica El Hematocrítico.

Los seguidores empezaron a subir como la espuma. El éxito del Hematocrítico de arte le llevó a publicar hasta tres libros y, hoy en día, sus cuadros están incluidos en una exposición sobre el humor en el arte que se puede ver en un museo de la localidad madrileña de Móstoles.

La exposición en redes sociales a veces trae consigo consecuencias desagradables. ¿Cómo se convive con los haters? "Hay botones interesantes como silenciar o bloquear", bromea El Hematocrítico quien apuesta, si no, por "bromear un poco" a aquellos que, utilizando perfiles falsos, dejan comentarios no del todo cordiales.

Y además de su faceta en las redes, Miguel también escribe libros. "Ahora mismo estoy centrado en mi carrera como autor de literatura infantil. Este años saco ocho libros", comenta.

Twitter, la vieja escuela

Y de cara al futuro. Aunque postee en alguna ocasión en Instagram, el Hematocrítico por el momento seguirá en Twiiter: "No veo razón para mudarme".

"Los que estamos en Twitter somos como los viejos que están en el bar de toda vida jugando al domino", asegura este maestro y tuitero, quien haciendo gala de su simpatía y buen humor se atrevió a aceptar el reto de improvisar el nombre de algunas obras de arte.

Actualidad