El Español
Cultura
|
Educación

El regreso a las aulas en España: Centros abiertos todo el curso y clases presenciales

El Gobierno y las autonomías mantuvieron hoy una reunión en la que acordaron que los niños deberán estar a 1,5 metros de distancia excepto los más pequeños si pertenecen al mismo "grupo de convivencia estable"
Jesús Hellín

El Gobierno y las comunidades autónomas mantuvieron hoy una reunión en la que acordaron las principales medidas para un regreso a las aulas coordinado en todo el país. El documento establece la necesidad de retomar "de forma prioritaria" la actividad educativa presencial, recomienda mantener una distancia de 1,5 metros y crear grupos de convivencia estables y recuerda la obligatoriedad de la mascarilla a partir de los seis años.

El objetivo del encuentro era establecer las normas que garantizasen que el regreso a las clases se haga de forma segura. Así, según ha informado el Ministerio de Sanidad, la actividad lectiva será presencial de forma prioritaria al menos hasta 2º de la ESO. Las comunidades autónomas podrán suspender esta modalidad de forma unilateral en "situaciones excepcionales" previa comunicación al ministro de Sanidad y con el acuerdo del Consejo Interritorial del SNS.

Los centros educativos tendrán que permanecer abiertos durante todo el curso para garantizar los servicios de comedor y los apoyos a alumnos con necesidades especiales o de familias socialmente vulnerables, mientras que el personal deberá reducir a lo "imprescindible" su permanencia en el edificio. Todos los colegios e institutos deberán contar con una persona responsable para los aspectos relacionados con el coronavirus.

Medidas de prevención e higiene

"De forma general, se mantendrá una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros. En educación infantil y en primer ciclo de educación primaria, el alumnado se organizará en grupos de convivencia estable para que los niños y niñas puedan socializar y jugar entre ellos. En estos casos, no se aplicarán los criterios de limitación de distancia", explica el Ministerio de Sanidad en una nota. La Xunta aclara que tampoco se establecieron ratios de alumnado en el caso de los grupos burbuja y que se tienen que hacer test serológicos a todo el personal docente y no docente de los centros educativos.

La mascarilla será obligatoria para todos los estudiantes mayores de seis años y recomendable para los que tengan más de tres en el autobús. Los alumnos deberán lavarse las manos al menos cinco veces al día y recibirán educación para la salud. Las instalaciones deberán ser ventiladas durante 10 o 15 minutos de forma frecuente y en los comedores los niños y niñas tendrán un puesto fijo. Al igual que en clase, deberán mantener 1,5 metros de distancia a menos que sean del mismo grupo de convivencia estable.

Tanto el alumnado como el personal deberán tomarse la temperatura antes del inicio de la jornada y no podrán acudir al centro si tienen síntomas compatibles con la COVID-19. La medición de la temperatura podrá tomarse también en los centros, en cuyo caso los responsables deberán garantizar la máxima seguridad para evitar los contagios.

El Ministerio de Sanidad presentó a este respecto la Guía de actuación ante la aparición de casos de COVID-19 en centros educativos que establece medidas como el aislamiento precoz, el mantenimiento de la actividad lectiva "extremando precauciones" hasta tener los resultados de un test y la cuarentena para los contactos estrechos.

El protocolo gallego

Varias de las medidas acordadas hoy están recogidas en el protocolo que elabora la Xunta de Galicia para el regreso a las aulas, que generó numerosas críticas por parte de las Anpas y los docentes. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró que padres y profesores lo recibirán tres días antes del comienzo del curso escolar, previsto para el 10 de septiembre. Esta fecha, sin embargo, podría modificarse en alguna zona de la comunidad si así lo exige la evolución del coronavirus.

El Gobierno gallego, por otro lado, aseguró que 4.000 profesores recibirán formación sobre la COVID-19 durante la primera semana de septiembre

Cultura