El Español
Vivir
|
Gastrocoruña

Café Veracruz Boutique en A Coruña: Unión familiar de café y pastelería con un toque de show

Este nuevo local ubicado en la Avenida Finisterre ofrecerá alta pastelería elaborada en directo además de degustaciones de los mejores cafés del mundo de la mano de la fusión de Veracruz y Habaziro
La familia Morales en el nuevo café
Cedida
La familia Morales en el nuevo café
Ofrecido por:

A Coruña contará desde hoy con un local único nunca visto hasta ahora en la ciudad, un establecimiento que sigue la filosofía de los antiguos coffee shop que inundaban San Francisco y que contará con la unión de dos fuerzas cuya suma es igual a éxito: Veracruz y Habaziro. Esta nueva propuesta abre en el número 3 de la Avenida de Finisterre y se ha bautizado con el nombre de Café Veracruz Boutique. En ella está implicada toda la familia Morales: el padre, Augusto Morales, la madre, Muñeca Pascual (gerentes del café Veracruz) y los hijos, Pablo Morales (responsable de la pastelería Habaziro) y Ana Morales (responsable de las redes sociales y del área de marketing y comunicación).

"Si no existiese Veracruz, Habaziro tampoco y es algo que se debe tener muy presente. La boutique es un proyecto que surge de un sueño familiar y tras darle vueltas vimos que era factible unir las fuerzas con mi padre y sus conocimientos de café, mi madre como responsable de tienda y yo aportando conocimientos de alta pastelería y nuevos conceptos", cuenta Pablo Morales ilusionado, que volvió a la ciudad herculina tras estar en La India durante un tiempo y creó Habaziro (Luis Quintas Goyanes, 2). "Veracruz llevaba en la calle Picavia casi 30 años y con el coronavirus queríamos cambiar el concepto. No nos consideramos pastelería ni cafetería, hicimos un rebranded de los dos negocios de la familia", matiza Ana, que volvió el año pasado tras su estancia en Londres donde ejercía como responsable de una importante cadena de coffee shops.

Augusto Morales rememora que en 1993 abrió junto a su mujer en A Coruña el Veracruz, "posiblemente la primera boutique de café de España", aclara, a lo que añade que su objetivo siempre ha sido "traer los mejores cafés del mundo para que sean degustados por los clientes". Esto va a quedar patente en el Café Veracruz Boutique, ya que la primera parte del local va a ser una tienda con cafés y tés a granel, además de una gran vitrina en la que estarán expuestos los pasteles y variedades de bollería más apetecibles de la mano de Habaziro. Aparte, habrá una zona de mesas para tomar algo, una barra y el sistema será el de pedir en el mostrador y que en unos minutos cada cliente tenga su pedido en la mesa.

Augusto, su mujer y su hija

"Al margen de llevarte cosas para comer en casa se podrá disfrutar de buenos desayunos, pastelería, bollería, cafés y bebidas relacionadas con la coctelería del café. Queremos que los clientes nos descubran de diferentes maneras y esto se hará mediante un patio-obrador, un espacio que se utilizará en el día a día para degustación al mismo tiempo que para promover la esencia Veracruz-Habaziro con eventos o catas para enseñar lo que hacemos a diario", señala Ana Morales.

"La idea es llevar la alta pastelería directamente al cliente, por ejemplo los domingos haremos milhojas al corte, unos dulces que no van a tocar nevera, con masa crujiente que se hace en directo y que en dos horas estará en las casas. Esto nunca lo vi en Galicia, sólo en Londres, y queremos llevar la alta pastelería a su máximo nivel, por ejemplo rellenar el roscón de reyes delante del cliente, que todo tenga un cierto toque de show", asegura Pablo.

Abarcar más clientes y renovar el concepto

Muñeca Pascual comenta que la boutique "es un reclamo para ganar más seguidores", además de que indica que este rebranding de marcas (Veracruz y Habaziro) "les permite cambiar el concepto y transmitir su filosofía y productos a más público de todas las edades, desde los mayores que llevan yendo a Veracruz toda la vida hasta los jóvenes que comen los croissant de Habaziro". A su vez, Augusto Morales hace hincapié en que Veracruz permite a los comensales "probar e indagar sobre el café", lo que considera una fortaleza del negocio y Ana Morales revela que "ya que estrenan nuevo concepto de negocio también estrenarán nueva mezcla de café".

Por su parte, Pablo Morales destaca como punto fuerte de su parte del nuevo establecimiento la alta pastelería en general y se declara incapaz de seleccionar una sola cosa por encima de las demás. "El croissant es el buque insignia de Habaziro pero realmente la gente viene por la experiencia en sí. Poder rellenar un croissant de cheesecake o caramelizarlo delante del cliente es lo que quiero aportar más allá de lo que ya se hace en Habaziro", reconoce. Asimismo, el pastelero sacará un postre en exclusiva para Veracruz y destaca que "lo importante es que el cliente conozca el proceso de todo", por eso hará las elaboraciones in situ.

Un rincón del nuevo café

Sobre trabajar en familia, todos se muestran encantados y en buena sintonía y se definen como "familia empresaria" y no empresa familiar. No es la primera vez que trabajan en familia, porque Muñeca y Augusto antes de lanzarse a la aventura del café con el Veracruz ya lo hicieron hace años en las tiendas Pascual de A Coruña, cuyos responsables pertenecían a la familia de ella. "Como dicen que de lo que se come se cría, mis hijos siempre vivieron desde pequeños el ambiente del negocio familiar y les apasiona el mundo del café. Pablo desde pequeño dijo que quería ser chocolatero y a los 16 años empezó su carrera profesional como pastelero", rememora entre risas Muñeca, que admite que "a veces hay discusiones de familia y se pasan el día hablando del negocio", una costumbre que muchas veces no saben cómo parar.

"Como segunda generación es una experiencia única, hay muchas empresas familiares pero pocas familias emprendedoras y tanto mis hermanos como yo creemos que es importante vivir esta experiencia intensa que te enriquece porque haces algo que te apasiona con la gente a la que quieres", asegura Ana.

Café y pastelería se unen en este nuevo establecimiento

"La calidad es igual a la satisfacción del cliente"

Debido a la pandemia, el local funcionará al 75% de capacidad, es decir, con 48 personas en el interior y abrir en medio de esta crisis sanitaria no asusta a la familia, sino que definen el nuevo proyecto como "una apuesta de futuro impulsada porque los tiempos cambian". "Nos preocupa la incertidumbre pero nuestro equipo en Picavia y la idea de empresa ha encajado bien siempre y seguimos apostando por ello a pesar de todas las limitaciones actuales", comenta Muñeca, que detalla que tres mujeres de su equipo, Sandra, Pili y Elena, llevan con ella 36 años y no ha querido dejar a su gente de lado en esta nueva andadura. "Con la pandemia tuvimos que cerrar e hicimos ERTE pero luego decidimos que teníamos que continuar. Mi equipo lleva décadas conmigo y tienen la motivación del primer día con esta aventura", explica.

El binomio calidad-precio del Veracruz Boutique lo define Augusto Morales como que "la calidad es igual a la satisfacción del cliente". Siempre tenemos que estar mirando la competencia y la admiramos e intentamos aprender de todos pero tenemos la suficiente personalidad para trasmitir el mensaje de que la calidad es una satisfacción", dice Morales. Su hija Ana añade que "la calidad siempre va acompañada de un precio" y recuerda que es importante respetar los valores de empresa a la ve que no cree en la competencia negativa porque considera positivo el apoyar a otros negocios porque "el aprendizaje puede ser recíproco". "Vamos a hacer un buen trabajo porque hay buen equipo y buen producto y esto nos aporta ganas de trabajar y seguir adelante", concluyen ilusionados.

Vivir