El Español
Economía
|
Empresas

Abanca "abre de nuevo" la puerta de sus oficinas con la nueva campaña 'Sabías que...'

Tras la polémica que generaron algunos de sus últimos mensajes publicitarios, la entidad financiera acerca ahora sus oficinas físicas a sus clientes con un tono mucho más servicial mientras explica sus servicios online
Sede central de Abanca en Vigo.
Sede central de Abanca en Vigo.

Las redes sociales ardieron el pasado mes de febrero con los mensajes que la entidad financiera Abanca utilizó como campaña publicitaria para la cartelería de sus oficinas físicas. Bajo el lema "¿Aún vienes a la oficina para todo?", la firma bancaria instaba a los clientes a realizar sus operaciones a través del servicio de banca online.

"Si puedes hacer la compra sin ir al supermercado, puedes pagar los recibos sin ir al banco", "Si puedes consultar noticias en el móvil, puedes consultar si te llegó la pensión en el cajero" o "Si puedes ver a los nietos desde la tablet, puedes sacar dinero desde el cajero", fueron algunos de los mensajes que rezaban los vinilos que decoraban las fachadas de gran parte de las oficinas del banco. El revuelo y las críticas fueron tales que la entidad se vio obligada a retirar la cartelería de sus establecimientos.

Servicio al cliente

La nueva campaña ya está en la calle, los nuevos carteles ocupan ya las oficinas físicas de Abanca. El mensaje final es similar ya que en realidad se buscaba la promoción de sus servicios de banca electrónica, pero el tono es el opuesto. Con la nueva campaña "Sabías que..." Abanca acerca sus mensajes desde una posición en la que prima el servicio al cliente. La entidad, que se define en estos carteles como un banco digital con más de 700 oficinas, no repara en recordar que "en estas oficinas cuentas con personas que te ayudarán en todo lo que necesites".

Además, la firma refuerza la idea de las posibilidades que las nuevas tecnologías aportan a los clientes bancarios, que permiten a los usuarios gestionar su dinero a golpe de clic y "desde el móvil y en cualquier lugar".

El banco gallego se reconcilia así con un público cada vez más crítico y con la facultad de hacer explotar en redes sociales aquello con lo que no está conforme.

TEMAS:
Economía