Pablo Echenique, frente a los medios.

Pablo Echenique, frente a los medios. FERNANDO ALVARADO Agencia EFE

LA LISTA DEL SÉPTIMO DÍA

40 contradicciones inexorables en la vida de todo sectario

Pocos sectarismos ideológicos y culturales suelen resistir el contacto con la realidad. La única salida posible para el sectario consiste entonces en vivir en una permanente contradicción vital. Estas son 40 de las más llamativas. 

1. Eres comunista hasta que lees tu primer libro de economía y lo entiendes.

2. Eres estalinista hasta que lees tu primer libro de historia sin saltarte la mitad de las páginas.

3. Eres socialista hasta que te sale la primera declaración de la renta a pagar.

4. Eres populista hasta que el populista de la otra orilla es capaz de reunir a más cafres en una plaza de los que eres capaz de reunir tú.

5. Eres feminista hasta que te encoñas del gañán malote de la clase.

6. Eres ateo hasta que la resonancia revela una pequeña mancha en tu pulmón.

7. Eres exquisitamente demócrata hasta que las encuestas electorales le dan escaños en el Congreso a VOX.

8. Eres pacífico hasta que los que siempre han callado en tu presencia te pierden el miedo y empiezan a levantar la voz.

9. Eres partidario de la libertad de expresión hasta que se ríen de tu trauma particular.

10. Eres partidario de la idea de que el humor no debería tener límites hasta que se ríen del equipo de tu pueblo.

11. Eres partidario del respeto a todas las creencias religiosas hasta que una de tu partido enseña las tetas en una iglesia y le jode la misa a cuatro ancianos.

12. Eres republicano hasta que te das cuenta de que, en 2018, el presidente de la república sería Pablo Echenique.

13. Eres un ferviente defensor de la igualdad de todos los españoles hasta que a Pedro Sánchez le regalan un doctorado y empiezas a ver a algunos españoles más iguales que otros.

14. Eres partidario de un Estado amplio hasta que descubres que trabajas más de seis meses al año para el Leviatán.

15. Eres partidario de la regulación pública de las actividades económicas hasta que los inspectores de tu Ayuntamiento te obligan a instalar en tu funeraria un limitador de sonido para discotecas de 2.000 euros que sólo venden ellos. 

16. Eres partidario del respeto a la ley hasta que descubres que la ley también protege a los votantes de derechas.

17. Eres partidario de la libre elección de lengua escolar para tus hijos hasta que llegas al poder y los que pueden escoger la lengua escolar para sus hijos son los hablantes de la otra lengua oficial de tu región.

18. Eres pacifista hasta que pasa un terrorista a tu vera y acepta hacerse un selfie con tus hijos.

19. Eres partidario del derecho a la libre circulación hasta que te das cuenta de que ese derecho también debería ser aplicable a los ciudadanos de las dictaduras socialistas.

20. Eres europeísta hasta que Europa te dice que no tienes derecho a imponerle la independencia al 50% de tus vecinos.

21. Eres conservador hasta que es la izquierda la que pretende conservar la república de 1936.

22. Eres antiabortista hasta que tu hija adolescente se queda embarazada del gañán malote de la clase.

23. Eres ecologista hasta que descubres que a las mejores calas nudistas de Ibiza sólo se llega en barco.

24. Eres partidario de la libre posesión de armas hasta que el vecino del tic nervioso y los mensajes paranoicos en el ascensor se compra una Smith & Wesson.

25. Eres un entusiasta defensor de la idea de que la riqueza debe estar subordinada al interés general hasta que pagas la primera cuota de la hipoteca de tu casa.

26. Eres partidario de la okupación hasta que la patada se la pegan a tu puerta

27. Eres un firme defensor del amor libre hasta que a tu novia le tira los tejos Rodolfo ‘El Trípode’.

28. Eres partidario de la libertad de prensa hasta que te das cuenta de que los fachas de La Caverna también saben escribir.

29. Eres aliado hasta que descubres que así tampoco te comes un rosco. 

30. Eres el trol más radical de X hasta que X te contesta amablemente a un tuit y te convierte en su pagafantas más fiel.

31. Eres contrario a las bodas en fincas rústicas hasta que tu novio te pide matrimonio y decides que no vas a ser tú menos que Meghan Markle.

32. Eres un firme partidario de la inmersión lingüística hasta que visualizas a tu hijo siendo educado en una lengua regional minoritaria y empiezas a temer que se te pase el plazo para matricularlo en la mejor escuela suiza de tu ciudad.  

33. Eres un beligerante detractor del capitalismo y la propiedad privada hasta que te cae el primer sueldo público de cuatro ceros

34. Eres partidario de la idea de que votar nunca puede ser malo hasta que alguien pide votar el Estado de las autonomías.

35. Eres un tipo de principios rocosos hasta que esos principios rocosos te impiden vivir como los burgueses a los que siempre has criticado.

36. Eres un admirador de las llamativas manifestaciones de folclore religioso tribal de culturas exóticas hasta que ves imágenes de la Semana Santa sevillana en La Sexta.

37. Eres de izquierdas hasta que descubres que la naturaleza humana no es un constructo social sino el fruto de cientos de millones de años de evolución indiferente a tus neurosis políticas y culturales.

38. Eres multiculturalista hasta que pasas una mañana en una piscina pública. 

39. Eres contrario a todos los muros excepto los que construyeron los totalitarios de tu cuerda

40. Eres partidaria del empoderamiento de todas las mujeres excepto las musulmanas, las de derechas, las católicas, las liberales, las racionalistas, las positivistas, las escépticas, las que no se dejan pastorear, las que le ganan elecciones a la ultraderecha nacionalista, las que pretenden vivir su vida como quieren ellas y no como quieres tú, las que dicen que su cuerpo es suyo y no tuyo, las que se emparejan con machistas de otras culturas, las que son víctima de la violencia de izquierdas, las que defienden el Estado de derecho y, en general, las que son más libres, inteligentes y atractivas que tú

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
El subinspector Antonio Garrido fue acuchillado en la playa de Punta Umbría.

Subinspector Garrido, acuchillado en la playa: "Quiso matarme, si eso no tiene pena de cárcel..."

Siguiente