Soldado ruso.

Soldado ruso.

Europa

Putin se está quedando sin soldados y recurre a presos, minorías y mayores de 40 años

Según avanza el conflicto en Ucrania, el Ejército ruso tiene más problemas para conseguir que efectivos y trata de tentar a civiles con sueldos altos.

11 julio, 2022 01:51

El conflicto en Ucrania se alarga y las víctimas -militares y civiles- aumentan. El Ejército ruso, que desde hace meses sufre la escasez de soldados, está desesperado por reclutar nuevos voluntarios. Ante esta situación, Rusia ha emprendido lo que algunos analistas han llamado la "movilización sigilosa", una búsqueda desesperada entre determinados grupos de civiles a los que poder dar un arma.

Las Fuerzas Armadas del país intentan por varias vías atraer nuevos integrantes sin recurrir al reclutamiento obligatorio nacional, algo que sería políticamente muy arriesgado puesto que supondría declarar el país en guerra, tal y como explica The New York Times.

De hecho, según los expertos citados por el mismo medio, ha sido el propio presidente de Rusia, Vladimir Putin, el que ha entorpecido el esfuerzo de movilización desde el inicio calificando la guerra contra Ucrania como "operación militar especial".

Sueldos

El cambio de un concepto a otro, es decir, hablar de guerra, permitiría al Ejército ruso solicitar reservas, pero también dejaría al Kremlin en una situación muy complicada a nivel interno.

El Gobierno sabe que podría tener que hacer frente a una reacción negativa por parte de la población rusa, mucha de ella crítica con la invasión tras los desastres militares anteriores, como el de Afganistán o la primera guerra de Chechenia.

Frente a la escasez de soldados, los centros de reclutamiento tientan a los reservistas y posibles voluntarios con importantes incentivos económicos. Según las cifras ofrecidas por el periódico estadounidense, los salarios oscilan entre los 2.000 y los 6.000 dólares al mes. Estos importes multiplican varias veces el sueldo medio en Rusia, que ronda los 700 dólares, para atraer a la población más empobrecida.

[A fuego lento: así prepara Rusia la pinza que les permita hacerse por completo con el Donbás]

Las ofertas para incorporarse al Ejército ruso se extienden desde las oficinas de reclutamiento hasta Internet. En diversas webs de búsqueda de empleo se pueden encontrar propuestas para ingenieros de combate, paracaidistas o cualquier persona que pueda utilizar un lanzagranadas, según el medio independiente Important Stories.

Dichas ofertas evitan hacer cualquier referencia a la guerra de Ucrania y la mayoría de ellas se limitan a un plazo de tres meses, apunta The New York Times. Con ello, el Kremlin pretende minimizar el riesgo de que los soldados no vuelvan a casa.

Esta situación se une a la desinformación que hay sobre las bajas reales en el Ejército ruso. El alto número de fallecidos de las repúblicas más pobres, y a su vez pobladas por minorías étnicas, como Daguestán -en el Cáucaso- y Buriatia -al sur de Siberia-, indican que estos soldados ocupan las primeras líneas de las ofensivas militares.

Además, los militares encargados de convencer a estas minorías acaban sufriendo la presión del Kremlin para lograr objetivos, denuncia el periódico estadounidense.

Vladímir Putin, presidente de la Federación Rusa.

Vladímir Putin, presidente de la Federación Rusa.

Presos

Pero las minorías étnicas del país no es la única vía para conseguir reclutas que ha puesto en marcha el Gobierno de Rusia. Según también Important Stories, las fuerzas del jefe de la República de Chechenia, Ramzan Kadyrov, y los mercenarios del Grupo Wagner han reclutado hombres en Donetsk y Lugansk.

Este último grupo -conocido por haber participado en los conflictos de Sudán o Siria- habría logrado convencer a decenas de presos en San Petersburgo a cambio de unos 4.000 dólares y la amnistía si lograban regresar con vida del frente.

[El Grupo Wagner, los Sicarios de Putin con Licencia Mundial para Matar y que Paga un Cocinero]

Ante las dificultades del Ejército ruso para incorporar nuevos soldados a sus filas, el Parlamento del país aprobó recientemente una ley para retirar el límite de edad para poder servir. Hasta ese momento, los mayores de 40 años no podían alistarse.

La nueva norma, propuesta por el partido del Kremlin, Rusia Unida, permite que cualquier persona en edad laboral pueda firmar su primer contrato profesional con las Fuerzas Armadas. El objetivo que se ha marcado es atraer a especialistas civiles, desde ingenieros a técnicos de comunicaciones y médicos, que en muchos casos superan el antiguo límite de edad.

Bajas

La desesperación por incorporar nuevos soldados habría llevado al Ejército ruso incluso a reclutar a ciudadanos ucranianos mediante engaños. Así lo denunciaban hace unos días las Fuerzas Armadas ucranianas, que señalaron que tropas rusas que invadieron las ciudades de Severodonetsk y Lisichansk, en el este del país, llevaron a cabo dichas prácticas con ciudadanos locales.

Según las últimas estimaciones, alrededor de unos 25.000 soldados rusos han muerto en el conflicto

La invasión de Ucrania por parte de Rusia dio inicio con 300.000 activos rusos, incluidas las unidades de apoyo. El número total de muertos y heridos en el campo de batalla es un secreto bien guardado tanto por Rusia como por Ucrania.

Según las últimas estimaciones del ejército británico, recogidas por The New York Times, alrededor de unos 25.000 soldados rusos han muerto en el conflicto. Los heridos se cuentan por decenas de miles.

La última vez que el mando ruso informó al respecto fue el 25 de marzo. Según las cifras oficiales, en aquel momento habían muerto 1.351 de sus soldados en la campaña militar.

Guerra Rusia -Ucrania