Sánchez mantiene su pulso para aupar a Timmermans a la Comisión pese al bloqueo en la UE

Sánchez mantiene su pulso para aupar a Timmermans a la Comisión pese al bloqueo en la UE Piroschka Van De Wouw/Reuters

Europa

Sánchez mantiene su pulso para aupar a Timmermans a la Comisión pese al bloqueo en la UE

Los países del Este y parte del Partido Popular Europeo amenazan con vetar al socialista holandés.

Bruselas

Noticias relacionadas

Tercera jornada de la maratoniana cumbre en Bruselas para pactar el reparto de altos cargos de la Unión Europea en la nueva legislatura y todavía no se vislumbran perspectivas de acuerdo. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que negocia en nombre de los socialistas europeos, mantiene su pulso para aupar a su candidato, el holandés Frans Timmermans, como presidente de la Comisión pese al rechazo del bloque del Este y de buena parte del Partido Popular Europeo.

"Defendemos a nuestro Spitzenkandidat, defendemos a Frans Timmermans como presidente de la Comisión y estamos también dispuestos a que Manfred Weber sea el presidente del Parlamento Europeo", ha explicado Sánchez a su llegada a la reunión. "Creo que a partir de esos dos pilares de Timermans y de Weber estamos dispuestos a hablar con el resto de familias", ha explicado el presidente del Gobierno.

Sánchez insiste en un paquete que ha chocado con una enorme resistencia durante las dos primeras jornadas de la cumbre. El Consejo Europeo tuvo que interrumpirse abruptamente el lunes a mediodía, con cruce de reproches incluido, tras más de 24 horas seguidas de negociaciones y una noche sin dormir debido al bloqueo total en las negociaciones. El plan Timmermans-Weber contaba con el apoyo de España, Holanda, Francia y Alemania, pero fue rechazado por muchos otros socios.

El resto de líderes del PPE se rebelaron contra Merkel y exigieron que la presidencia de la Comisión vaya a Weber porque fueron los populares los que ganaron las elecciones del 26-M. Los socialistas quedaron segundos, pero han tejido una alianza con los liberales de Emmanuel Macron. 

"Vamos por el tercer día y lo que está claro es que el enfoque que hemos adoptado hasta ahora no está produciendo resultados. Así que lo que creo que tenemos que hacer es sentarnos y buscar una solución diferente (a la de Timmermans y Weber)", ha dicho el primer ministro de Letonia, Krisjanis Karins, que negocia en nombre del PPE y se ha desmarcado de Merkel. "Los candidatos propuestos hasta ahora no están logrando el efecto de crear unidad", ha lamentado.

El bloque del Este mantiene su rechazo

Tampoco el viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini, acepta al candidato de Sánchez. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha explicado este martes que hay un grupo de 11 países que rechazan el plan de Sánchez, Macron y Merkel. Un grupo en el que están también los países de Visegrado (Polonia, Hungría, Eslovaquia y República Checa).

El bloque del Este se opone frontalmente a Timmermans con el argumento de que les trata de forma discriminatoria en comparación con los Estados miembros de la Europa Occidental. En su actual función de vicepresidente primero de la Comisión, el holandés ha abierto varios expedientes contra Varsovia y Budapest por poner en riesgo el Estado de derecho.

"No queremos a Timmermans como presidente de la Comisión por varias razones. Es inaceptable para nosotros, sería una catástrofe total", ha repetido este martes el primer ministro checho, Andrij Babis.

"Hay algunos países que están poniendo en cuestión la figura de Frans Timmermans por haber defendido los principios, los valores de la UE y por haber defendido los Tratados. Y eso para nosotros es inaceptable", le ha replicado Sánchez. El presidente del Gobierno no aclara a qué puestos aspira España y todavía ve posible un acuerdo este martes pese al enconamiento de las posiciones.

Antes del inicio de la tercera jornada de la cumbre, Sánchez ha participado en varias reuniones a múltiples bandas con los socialistas españoles; con Macron y con el primer ministro portugués, António Costa; y con los negociadores del resto de familias políticas.

La canciller Merkel también ve posible un acuerdo este martes sobre la renovación de la cúpula de la UE. "Vamos a trabajar con nueva creatividad y creo que todo el mundo debe entender que debe moverse. Creo que es nuestra obligación encontrar resultados y con esta actitud mental voy a enfocar la reunión de hoy: feliz y determinada", ha asegurado.