Donald Trump, presidente de EEUU, durante un acto en la Casa Blanca.

Donald Trump, presidente de EEUU, durante un acto en la Casa Blanca. Reuters

Europa

Trump aconseja incorporar a Farage y hacer efectivo el brexit sin acuerdo

El presidente ha criticado las negociaciones que mantuvo Theresa May con la Unión Europea. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha señalado que el Reino Unido debería estar preparado para salir de la Unión Europea (UE) sin acuerdo e incorporar al político antieuropeo Nigel Farage en las negociaciones del brexit.

Así se manifestó Trump en una entrevista con el dominical The Sunday Times publicada hoy, un día antes de que empiece una visita de Estado al Reino Unido invitado por la reina Isabel II.

El presidente criticó también las negociaciones del brexit del Gobierno de la conservadora Theresa May al afirmar que se dejó a la UE con "todas las cartas" a su favor.

Además, Trump opinó que Farage, líder del Partido del Brexit -vencedor en las elecciones europeas al obtener 29 eurodiputados-, "tiene mucho que ofrecer" en las conversaciones con la UE y debería ser incorporado a tomar parte en esos contactos.

"Le conocí (por Farage) cuando a él le gustó mi campaña (electoral) y vino a dar un discurso. Creo que es una persona fantástica", agregó el presidente estadounidense, que se ha saltado la tradición de no opinar sobre asuntos internos de un país poco antes de iniciar una visita de Estado.

Para el presidente de EEUU, el Reino Unido debería salir de la UE si no consigue lo que quiere en las negociaciones.

"Si no obtienes el acuerdo que quieres, si no obtienes un acuerdo justo, entonces sales", dijo Trump, y agregó que Londres no debería pagar los 39.000 millones de libras (44.460 millones de euros) acordados en el texto de retirada de la UE.

Además, para compensar la pérdida comercial de una salida de la UE sin acuerdo, Trump señaló que apoyaría un acuerdo de comercio entre el Reino Unido y EE.UU. pocos meses después de que Londres se marche de la UE a más tardar el próximo 31 de octubre.

Con motivo de su visita, Trump manifestó ayer al diario The Sun su apoyo a Boris Johnson como nuevo líder conservador al afirmar que sería un "excelente" primer ministro británico.

El presidente de EE.UU. manifestó su respaldo a Johnson antes de que el Partido Conservador inicie oficialmente el próximo día 10 el proceso para elegir al nuevo líder tory y jefe del Ejecutivo una vez que dimita Theresa May al frente del Gobierno el día 7.

Para sustituir a May, en un proceso que se espera termine a mediados o finales de este julio, se han presentado más de diez diputados conservadores, entre ellos el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, y el de Interior, Sajid Javid.

Trump es una "amenaza global"

Por su parte, el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, ha comparado este domingo el lenguaje que utiliza el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para movilizar a sus seguidores con el de "los fascistas del siglo XX".

El primer edil de la capital británica hizo esta comparación en un artículo en el dominical The Observer, un día antes del comienzo de la primera visita de Estado de Trump al Reino Unido.

Khan criticó los honores con que Trump será recibido mañana en el Reino Unido, donde se reunirá con la reina Isabel II y la primera ministra británica, la conservadora Theresa May.

"El presidente Donald Trump es uno de los ejemplos más notorios de la creciente amenaza global. La extrema derecha está en aumento en todo el mundo, amenazando nuestros derechos y libertades tan duramente ganados y los valores que han definido las sociedades liberales, democráticas durante más de 70 años", escribió Khan.

"Viktor Orbán en Hungría, Matteo Salvini en Italia, Marine Le Pen en Francia y Nigel Farage aquí en el Reino Unido están utilizando -dijo- los mismos tropos (retórica) divisorios de los fascistas del siglo XX para reunir apoyo, pero con nuevos métodos siniestros para enviar su mensaje. Y están ganando terreno, poder e influencia en lugares que hubieran sido inimaginables hace unos años".

El alcalde también se quejó de que Trump interfiriera en la elección interna del Partido Conservador al manifestar su apoyo este fin de semana al exministro de Exteriores Boris Johnson, favorito para suceder a May como líder conservadora y primera ministra.