Europa

La ultraderecha crecerá en la Eurocámara gracias al empuje de Salvini y Le Pen

La proyección, basada en sondeos de intención de voto nacionales, atribuye a Vox seis escaños.

Bruselas

Las fuerzas de ultraderecha ganarán peso en las próximas elecciones europeas que se celebran entre el 23 y el 26 de mayo gracias al empuje de La Liga de Matteo Salvini en Italia y de la Agrupación Nacional de Marine Le Pen en Francia, aunque no logran suficiente fuerza como para bloquear el funcionamiento de la UE, según las primeras proyecciones sobre la composición de la próxima Eurocámara publicadas este lunes. El Partido Popular Europeo se mantiene como principal grupo en el Parlamento y podrá reeditar la alianza europeísta con socialistas y liberales que ha funcionado en esta legislatura.

En el caso de España, la proyección atribuye a Vox un total de seis escaños, aunque no lo adscribe a ningún grupo político europeo porque el partido de Santiago Abascal todavía no ha aclarado sus intenciones. El grupo de Salvini y Le Pen espera que Vox se sume a sus filas para aumentar todavía más la fuerza de la derecha radical en el próximo Parlamento Europeo.

La proyección sobre el reparto de escaños, realizada por la propia Eurocámara, se ha elaborado a partir de encuestas nacionales ya publicadas en los diferentes Estados miembros. Como en España todavía no se han elaborado sondeos sobre las europeas, se han utilizado dos encuestas recientes sobre intención de voto a nivel nacional y se han extrapolado sus resultados para el Parlamento Europeo. 

De acuerdo con esta extrapolación, el PSOE ganaría las elecciones europeas (con el 25,4% de los votos y 16 escaños), seguido muy  de cerca por el PP (23,5% y 15 escaños). A continuación se sitúan Ciudadanos (17,9% y 12 escaños), Unidos Podemos (14,1% y 9 escaños) y Vox (9,6% y 6 escaños). Esquerra Republicana logra un escaño, mientras que tanto el PDeCAT como el PNV se quedarían fuera de la Eurocámara.

Resultados de España

Resultados de España

De confirmarse esta proyección, el gran ganador de las elecciones europeas sería Matteo Salvini, ya que La Liga se convertiría en el segundo partido más grande en la Eurocámara (27 escaños, 21 más que en 2014), sólo por detrás de la CDU de Angela Merkel (29 escaños). Su socio de coalición en el Gobierno populista de Roma, el Movimiento 5 Estrellas, también logra un buen resultado en Italia con 22 escaños (8 más).

Por su parte, la Agrupación Nacional de Le Pen (21 escaños), se impondría por la mínima a La República en Marcha del presidente francés Emmanuel Macron (20 escaños). Y el partido euroescéptico y antiinmigrantes Alternativa por Alemania sube de 1 a 12 escaños.

Los socialistas caen y los liberales suben

El resultado es que los dos grupos euroescépticos y ultras que hay en estos momentos en la Eurocámara -la Europa de las Naciones y las Libertades de Le Pen y Salvini y la Europa de la Libertad y de la Democracia Directa del M5E o de Alternativa por Alemania- aumentan del 10% al 14% de los escaños. Si se les suma a la derecha euroescéptica de los Conservadores y Reformistas Europeos (el grupo del partido gobernante polaco Ley y Justicia), el porcentaje se incrementaría hasta el 21%, todavía lejos de la minoría de bloqueo que los analistas sitúan en un tercio de los escaños.

De los 705 escaños que tendrá la Eurocámara tras el brexit (en lugar de los 751 actuales), el Partido Popular Europeo logrará en mayo un total de 183. Esta cifra equivale al 26% del total y supone una caída de tres puntos porcentuales respecto a los comicios de 2014. No obstante, los socialistas europeos son los que registran una mayor bajada, ya que tendrán 135 escaños, el 19% del total y seis puntos menos que en los anteriores comicios. El hundimiento de los socialistas se explica por los malos resultados previstos en Italia, Alemania y Francia, además de por la salida de los laboristas británicos.

En contraste con la caída de populares y socialistas, los liberales suben ligeramente hasta 75 escaños, el 11% del total y un punto y medio más que en 2014 gracias sobre todo al empuje de Ciudadanos. Este resultado no tiene en cuenta los 20 escaños que logrará La República en Marcha de Macron, ya que el presidente francés todavía no ha aclarado qué tipo de alianza quiere cerrar con el grupo liberal ALDE en la Eurocámara.

Sumados, los tres partidos tradicionales proeuropeos logran al menos el 56% de los escaños, lo que les da una mayoría ajustada que les permitiría sacar adelante las votaciones de directivas europeas, con apoyos puntuales por ejemplo de Los Verdes (45 escaños, el 6% del total). Por su parte, Izquierda Unitaria, el grupo al que están adscritos Podemos e Izquierda Unida y que no suele votar con los partidos europeístas, se mantiene estable en 46 escaños, el 6% del total.