Los dos británicos intoxicados.

Los dos británicos intoxicados. The Guardian

Europa

Recupera la consciencia el británico intoxicado con Novichok

El británico expuesto el 30 de junio al agente nervioso Novichok en el Reino Unido ha recuperado la consciencia, según el hospital de Salisbury donde está ingresado. Su pareja, Dawn Sturges, murió el domingo por la misma intoxicación.

Charlie Rowley, de 45 años, ha experimentado una "pequeña, pero significativa mejoría" en su estado de salud y se mantiene "crítico, pero estable", indicó el centro médico en un comunicado.

"Si bien damos la bienvenida a estas noticias, claramente todavía no hemos superado la situación", señaló la nota, que resaltó que Rowley aún requiere cuidados por parte de "especialistas" durante las veinticuatro horas del día.

La policía británica continúa investigando cómo Rowley y su pareja, Dawn Sturges, de 44 años, se intoxicaron con la misma sustancia con la que el pasado marzo fueron atacados el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en suelo británico, un suceso del que Londres ha culpado al Kremlin.

Las autoridades sanitarias creen que el riesgo de que otras personas se expongan al mismo agente nervioso en la zona de Salisbury es baja. Aun así, la asesora médica del Gobierno británico, Sally Davies, ha alertado a los vecinos de la zona de que no recojan objetos desconocidos que contengan líquidos o geles.

La policía trabaja con la hipótesis de que Rowley y Sturges se intoxicaron al manipular un objeto previamente contaminado con Novichok, un compuesto fabricado por Rusia entre los años 70 y 90 del siglo pasado.