El comisario Moscovici critica que los ministros son muy blandos con los paraísos fiscales

El comisario Moscovici critica que los ministros son muy blandos con los paraísos fiscales UE

Europa

Indulto a Panamá: la UE desmonta en un mes su lista negra de paraísos fiscales

Moscovici pide a los Gobiernos más transparencia y sanciones contra los incumplidores.

Bruselas

Cuando apenas ha transcurrido un mes y medio de su creación, la Unión Europea desmonta su lista negra de paraísos fiscales, una iniciativa que se presentó como pionera para combatir la evasión de impuestos. Los ministros de Economía de los 28 han aprobado este martes sacar de la lista a ocho países o territorios, la mitad de los que figuraban originalmente cuando se acordó en diciembre. Un indulto que afecta entre otros a Panamá, en el centro del escándalo internacional de fraude bautizado precisamente como los Papeles de Panamá.

El Ecofin justifica su decisión alegando que estos ocho países se han comprometido al máximo nivel político a tomar medidas para responder a las preocupaciones de la UE. "Nuestra lista está demostrado ya su valor. Jurisdicciones de todo el mundo han trabajado duro para ofrecer compromisos de reforma de sus políticas fiscales", sostiene el ministro de Fianzas de Bulgaria, Vladislav Goranov, cuyo país ocupa la presidencia de turno de la UE.

Además de Panamá, los países que salen de la lista negra son Barbados, Granada, Corea de Sur, Macao, Mongolia, Túnez y Emiratos Árabes Unidos. Los ocho pasan a formar parte de una lista gris de alrededor de 50 territorios sujetos a una estrecha vigilancia para garantizar que cumplen sus compromisos.

A partir de ahora sólo quedan nueve países en la lista negra de paraísos fiscalesSamoa Americana, Baréin, Guam, las islas Marshall, Namibia, Palau, Santa Lucía, Samoa y Trinidad y Tobago.

Al ministro de Economía, Luis de Guindos, tampoco le preocupa que esta decisión reste credibilidad a la lista negra europea y a los esfuerzos para combatir el fraude y la evasión fiscal. "Cuantos menos (países) haya en la lista negra mejor. Eso lo que indicará es que el proceso que hemos llevado a cabo es el correcto y tiene los mimbres adecuados", aduce Guindos.

Una lista poco ambiciosa

Pero las explicaciones del Ecofin ni siquiera han convencido al comisario de Asuntos Económicos, el socialista francés Pierre Moscovici, uno de los principales promotores de esta iniciativa. Moscovici reclama a los Gobiernos que al menos hagan públicos los compromisos asumidos por cada territorio. "Los medios, las ONGs y los ciudadanos deben tener control democrático sobre estos compromisos. Debemos luchar absolutamente contra esos paraísos fiscales", resalta.

La UE revisará a finales de año el grado de cumplimiento de cada país. "O los compromisos se respetan y el territorio en cuestión sale de cualquier lista, o no se respetan y vuelve a la lista negra", explica Moscovici. Además, los Estados miembros que definan sanciones contra los incumplidores. De lo contrario, la iniciativa europea carece de "credibilidad", admite el comisario de Asuntos Económicos. "Debe haber más transparencia, debe haber más sanciones y el proceso debe ser creíble y controlado", ha zanjado.

El problema es que la lista original que se pactó en diciembre tras un año de negociaciones ya era muy poco ambiciosa. En ella no figuraba Gibraltar, por ser todavía territorio de la UE, ni tampoco otros territorios considerados comúnmente paraísos fiscales como las Islas Caimán. Al reducirse ahora a la mitad, la iniciativa queda en casi nada.

La organización humanitaria Oxfam sostiene que si se aplican de forma estricta los criterios definidos por Bruselas para identificar a un paraíso fiscal, cuatro Estados miembros deberían estar en la lista negra: Irlanda, Luxemburgo, Holanda y Malta. También Gibraltar y un total de 35 países y territorios de fuera de la UE. "La UE se está dando prisa a la hora de sacar a países de la lista negra sin que esté claro que se hayan comprometido claramente a mejorar. Esto socava todavía más el proceso", ha criticado Oxfam.