Guindos saluda al nuevo presidente del Eurogrupo, el portugués Mário Centeno

Guindos saluda al nuevo presidente del Eurogrupo, el portugués Mário Centeno Stephanie Lecocq/EFE

Europa

Guindos, favorito para vicepresidente del Banco Central Europeo

El ministro de Economía sigue sin desvelar si será candidato, aunque el plazo para postularse concluirá el 7 de febrero.

Bruselas

La cuenta atrás ha comenzado. El Eurogrupo ha abierto oficialmente este lunes el plazo para presentar candidaturas a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) en sustitución del portugués Vítor Constâncio, cuyo mandato expira el 31 de mayo. El ministro de Economía, Luis de Guindos, parte como favorito para el cargo aunque sigue sin confirmar si va a postularse, según aseguran a EL ESPAÑOL fuentes europeas. Su posible marcha a Fráncfort obligaría al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a remodelar el Gobierno. 

"Yo lo único que le puedo decir es que España va a presentar candidatura y que además estoy convencido de que España va a obtener la posición en el comité ejecutivo del BCE", ha dicho Guindos a los periodistas a su llegada a la reunión del Eurogrupo. Ni siquiera ha querido confirmar si el aspirante español será un hombre o una mujer, como reclama el Parlamento Europeo. El nombre se anunciará antes del 7 de febrero, fecha en la que vence el plazo para presentar candidatos, se ha limitado a señalar.

También la prensa europea dice que el ministro de Economía español es el que tiene más posibilidades de convertirse en el número dos de Mario Daghi. "De Guindos está considerado como el favorito pese a su falta de experiencia en un papel similar", escribe este lunes el periódico económico de referencia en Bruselas Financial Times. Su renuncia a la presidencia del Eurogrupo se ha interpretado en Bruselas como una apuesta por Fráncfort. "Luis de Guindos, hasta ahora el único candidato conocido públicamente, es el favorito para el puesto de número dos", coincide la agencia Reuters.

Guindos ha asegurado no tener "ni idea" de si algún otro país aparte de España presentará candidato a la vicepresidencia del BCE. Entre los posibles contendientes del ministro de Economía se encuentran el gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane, aunque el Gobierno de Dublín todavía no confirma su candidatura. Irlanda es el único país fundador de la eurozona que nunca ha tenido silla en el directorio de Banco Central Europeo. 

Independencia y equilibrio de género

Pero el auténtico aspirante sorpresa podría ser el expresidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, según las fuentes consultadas por este periódico. Dijsselbloem ya derrotó a Guindos en la carrera para presidir el Eurogrupo en julio de 2005 y desde entonces los dos políticos mantienen una guerra soterrada. El ministro de Economía descarta que esta vez pueda repetirse la misma historia. "Este es un tema en el cual se han hecho sus gestiones y sabemos perfectamente cuáles son los apoyos con los que contamos", ha asegurado.

Dos son los principales obstáculos con los que se enfrenta Guindos para hacerse con la vicepresidencia del BCE. En primer lugar, la insistencia del Parlamento Europeo en que haya una lista corta de candidatos con equilibrio de géneros. En la actualidad, sólo hay una mujer en el directorio del BCE, la alemana Sabine Lautenschläger. Guindos ha resaltado que aunque la Eurocámara tiene que dar una opinión sobre el nombramiento, el dictamen "no es vinculante".

"El equilibrio de géneros es muy importante. En el próximo año y medio se renuevan cinco puestos del comité ejecutivo del BCE, con lo cual existen posibilidades importantes de que entren más mujeres", ha dicho el ministro de Economía.

En segundo lugar, en Fráncfort no gusta que un ministro de Economía en ejercicio salte directamente al Banco Central Europeo, que en teoría fija la política monetaria con total independencia de los Gobiernos. El propio Draghi era el más contrario a la candidatura de Guindos, aunque en las últimas semanas ha moderado su oposición.

Rajoy perdió la silla que tenía tradicionalmente España en el directorio del BCE en 2012, en pleno apogeo de la crisis de deuda. En sus memorias sobre la crisis, Guindos asegura que fue un castigo de la canciller alemana Angela Merkel por la política económica del ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Con la candidatura a la vicepresidencia, el Gobierno quiere empezar a corregir la actual infrarrepresentación de España en las instituciones de la UE. La decisión final se adoptará en el próximo Eurogrupo del 19 de febrero.