El candidato socioliberal, Emmanuel Macron, durante la presentación de su programa electoral.

El candidato socioliberal, Emmanuel Macron, durante la presentación de su programa electoral. Reuters

Europa Presidenciales de Francia

Empleo, liberalización y renovación democrática, las bases del programa de Macron

El candidato socioliberal ha presentado su programa electoral en el que defiende recortar los costes de mano de obra, elevar salarios y elevar la inversión en lo que define como economía del futuro.

Ainhoa Murga

Emmanuel Macron, candidato socioliberal a la presidencia de Francia, ha presentado este jueves su programa electoral y ha hecho un llamamiento para recortar costes y burocracia con el objetivo de impulsar la contratación y elevar la inversión en lo que ha llamado economía del futuro. 

El candidato de En Marche!, en este momento uno de los favoritos para pasar a la segunda vuelta en las presidenciales el próximo 7 de mayo, detalló durante alrededor de dos horas sus propuestas alrededor de lo que él ha definido como sus seis prioridades: educación, trabajo, modernización económica, seguridad, renovación democrática y alianzas internacionales.

"Todo el mundo se preguntará si se trata de un programa de izquierda o de derecha", indicó según Bloomberg. "Quiero que sea un programa que introduzca a Francia en el siglo XXI. Es fundamental liberalizar sectores de nuestra economía pero, al tiempo, ofrecer medidas de protección para todos".

El socioliberal ha prometido recortar los costes de mano de obra y elevar las remuneraciones a través de una reducción en los impuestos sobre las nóminas; unificar el "disparatado sistema de pensiones" francés; animar las negociaciones sindicales en el seno de las compañías, pero sin tocar la edad de jubilación o recortar las pensiones.

Por otro lado, ha propuesto planes para el sector educativo como reducir el tamaño de las clases, dar más independencia a los colegios y subsidiar el acceso a la cultura para los jóvenes. Además, afirma que no extenderá la prohibición del velo de los colegios a las universidades, pero matiza que se desmantelará cualquier grupo que utilice la religión para justificar el incumplimiento de la ley francesa. 

Sobre seguridad, otro de los temas clave para Macron y un terreno en el que con frecuencia se le resta credibilidad frente a sus rivales, el candidato ha propuesto contratar a más agentes de policía, incrementar el gasto militar al 2% del PIB y crear una unidad de inteligencia antiterrorista. 

En el plano europeo, Macron afirma que desea llevar a cabo una mayor integración en dos aspectos: defensa y mercados energéticos. Además, propondrá una ley para limitar los contratos públicos a compañías con al menos la mitad de su operación en Europa. 

Sobre las negociaciones con el Reino Unido sobre su salida de la UE, Macron ha afirmado que "defenderá la integridad" del mercado único, contraponiéndose a la postura rupturista de la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen.

Los últimos sondeos sitúan a Macron justo por detrás de la candidata antieuropeista, Le Pen, en la primera ronda de las presidenciales, que se celebrará el próximo 23 de abril. En las últimas semanas, el candidato socioliberal ha logrado mejorar en intención de voto sobre François Fillon, debido en parte al estallido del escándalo sobre los empleos ficticios con los que el conservador habría beneficiado a su esposa y dos de sus hijos.

Prohibirá el empleo de familiares

Además, durante su discurso, ha acusado a sus rivales François Fillon y Marine Le Pen de atacar "deliberadamente" el Estado de derecho con declaraciones orientadas a menoscabar la autoridad de la Justicia. "Es indispensable mantener la calma y la dignidad de la vida pública", ha afirmado el exministro de Economía. En su proyecto incluye "una gran ley de moralización" que prohibiría que un cargo público o un ministro contrate a familiares, propuesta que lanza en pleno escándalo que afecta a su rival conservador, Fillon.

Macron, para quien la "indecencia y los privilegios han durado demasiado", subrayó la petición del pueblo francés de tener "gobernantes responsables, que rindan cuentas". Su crítica a Le Pen y Fillon, objeto de procedimientos por haber atribuido supuestos empleos ficticios, se produce en un momento en que ambos han denunciado la instrumentalización de la Justicia en esta campaña y no contemplan abandonar la carrera al Elíseo en caso de resultar imputados.

"No estoy contra los empleos familiares cuando se los remunera con los subsidios propios. Pero cuando se trata de dinero público no se tiene que poder hacer", ha explicado Macron en una entrevista publicada este jueves por Le Parisien. El candidato socioliberal ha asegurado que, en caso de llegar al Elíseo en mayo, "prohibiremos a los parlamentarios dar empleo a allegados o miembros de sus familias para poner fin al nepotismo".

El que fuera hasta finales de agosto de 2016 ministro de Economía del presidente socialista, François Hollande, insiste en que con la "ley de moralización de la política" que lleva en su programa el objetivo es "reducir drásticamente los conflictos de intereses".

A ese respecto, quiere impedir que los parlamentarios tengan actividades de consejo con el argumento de que "no se puede hacer la ley para todo el mundo y al mismo tiempo estar al servicio de unos pocos".

Además, los parlamentarios tendrían que declarar al fisco y justificar todos los ingresos, y en especial los gastos de mandato.

Sus palabras cobran una especial significación en el contexto de la investigación judicial de Fillon por los empleos, supuestamente ficticios, que el líder de la derecha otorgó a varios miembros de su familia, y en particular a su mujer, a la que durante años la contrató como su asistente parlamentaria a costa del erario público.

Critica el proteccionismo de Trump

En el plano internacional, el candidato presidencial ha criticado abiertamente el proteccionismo y las políticas medioambientales planteadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. "El señor Trump podría cometer un gran error eliminando los compromisos que su predecesor (Barack Obama) ha hecho con el clima", ha afirmado Macron antes de desvelar los puntos clave de su manifiesto.

Para el exministro, Francia necesita una sólida relación con Estados Unidos y afirma que espera seguir cooperando en temas de inteligencia, fundamentalmente en la lucha contra el terrorismo. Sin embargo, apuntó, buscará ayuda en China para asegurar que los pactos sobre el cambio climático no se modifican. "Forjaré una alianza estratégica con nuestros compañeros chinos en este terreno", ha dicho Macron.

Desde el punto de vista económico, ha afirmado que las políticas de Trump podrían dañar el poder adquisitivo de la clase media, que dependen de los productos que se producen en países donde los costos son menores. "Creo que Trum se equivoca en promover políticas proteccionistas para su propia economía. Estados Unidos es una de las economías más abiertas del mundo", ha afirmado y ha añadido que Europa tendrá que elevar las tarifas sobre las exportaciones si EEUU toma esas medidas sobre las europeas, en línea con las reglas de la Organización Mundial del Comercio. "No quiero seguir ese camino, pero responderemos si se toman las decisiones equivocadas", ha advertido.