Campamento de refugiados de víctimas del Estado Islámico en Faluya

Campamento de refugiados de víctimas del Estado Islámico en Faluya Efe

Asia

El Estado Islámico anuncia la muerte de su líder nueve meses después de su nombramiento

Abu al Hasan al Qurashi, líder de la organización desde el pasado mes de marzo, ha fallecido por causas no especificadas por el grupo terrorista. 

30 noviembre, 2022 18:09

El grupo terrorista Estado Islámico ha anunciado este miércoles la muerte de su líder, Abu al Hasan al Qurashi, que fue nombrado por la organización el pasado mes de marzo. En este sentido, la organización ha designado a Abu al Husein al Huseini al Qurashi como el nuevo líder, según ha informado la productora audiovisual Al Furqan, medio propagandístico del grupo. 



"Lamento anunciar a los musulmanes y a los soldados del califato islámico la muerte del príncipe de los creyentes, Abu al Hasan al Hashemi al Qurashi, durante una batalla donde estaba combatiendo a los enemigos de Alá", dijo en el audio el portavoz del EI, Abu Omar al Muhager en declaraciones que ha recogido Efe

Tras una reunión de la cúpula del grupo, se acordó "nombrar a Abu al Husein al Qurashi como califa de los musulmanes". El portavoz no ofreció detalles acerca de cómo ni dónde murió el líder de la organización, que había permanecido en las sombras tras ser nombrado el pasado mes de marzo, después de que su predecesor falleciera a principios de febrero en una operación estadounidense en el noroeste de Siria.

[El imán de Melilla, sobre la yihad: "Son los dibujos animados que hay que poner a nuestros hijos"]

La última información sobre el fallecido líder del EI fue ofrecida el pasado junio por el portal informativo turco Odatv, aegurando que el califa había sido detenido en Estambul un mes antes en una operación internacional preparada en secreto, si bien este extremo no fue confirmado oficialmente. 

Abu Ibrahim al Hashimi al Qurashi, su predecesor, murió el 3 de febrero en una operación de las fuerzas especiales de Estados Unidos en una casa de la provincia siria de Idlib. 

El Estado Islámico ha ganado peso en su zona de influencia a raíz del caos que provocó la guerra civil de Siria la década pasada, aprovechando esta tesitura para apoderarse de vastas franjas de Irak y Siria en 2014. El brutal dominio del Estado Islámico, durante el cual mató y ejecutó a miles de personas en nombre de su extrema interpretación del Islam, llegó a su fin en 2017 en Mosul cuando las fuerzas iraquíes e internacionales derrotaron al grupo. 

En los últimos años, los miles de militantes que quedan se han escondido en su mayoría en territorios remotos, pero siguen siendo capaces de llevar a cabo importantes ataques insurgentes.

[Absueltos los cinco presos acusados de crear el 'frente de cárceles yihadista' mediante cartas]

Al Qurashi había sido proclamado califa por el Estado Islámico en 2019, tras el deceso de su antecesor, Abu Bakr al Bagdadi, en otra operación estadounidense, pero durante su tiempo al frente de una organización debilitada y despojada de los amplios territorios que había llegado a conquistas en Siria e Irak no se conoció su rostro ni se escuchó su voz.



Desde la muerte de Al Bagdadi, los líderes de Estado Islámico han sido apodados Al Qurashi, en referencia a la tribu de Quraish, a la que perteneció el profeta Mahoma, y que los dos últimos líderes han empleado para darse legitimación.