La vida en Sri Lanka tras las bombas: caída del turismo y prohibido el burka y el nikab

La vida en Sri Lanka tras las bombas: caída del turismo y prohibido el burka y el nikab

Asia

La vida en Sri Lanka tras las bombas: caída del turismo y prohibido el burka y el nikab

Mientras el país se prepara para otra ola de ataques, las visitas al país se desploman y el gobierno ha prohibido las prendas que tapen el rostro en espacios públicos.

Sri Lanka sufre ahora la resaca de los atentados de hace una semana, que dejaron alrededor de 300 muertos después de que varias personas se inmolaran en hoteles de lujo e iglesias de la capital del país, Colombo.

Ahora toca evaluar medidas para subsanar los daños y evitar que algo de este calibre pueda volver a suceder. Por ello, el Gobierno de Sri Lanka ha tomado varias medidas en cuanto al incremento de seguridad en el país.

Prohibición del burka

Una de ellas es la prohibición de prendas, como el burka o el nikab, que no podrían llevarse en espacios públicos, pues pueden servir para ocultar explosivos. Además, estas prendas que permiten cubrir el rostro a las mujeres, entorpece la labor de reconocimiento de posibles terroristas.

Esta decisión incumbe a los más de 2 millones de musulmanes que viven en el país. La seguridad en Sri Lanka se ha multiplicado exponencialmente y crece por momentos a raíz de la extrema alerta en el país por posibles atentados en los próximos días.

Los funcionarios de seguridad de Sri Lanka han advertido que los 'militantes' detrás de los ataques están planeando más atentados, y que podrían ir vestidos como oficiales militares. "Podría haber otra ola de ataques", dicen desde los servicios de seguridad.  

Se desploma el turismo en Colombo

El turismo en la capital de Sri Lanka se ha desplomado tras los atentados. Alrededor del 50% caerá en los próximos dos meses. El turismo en las áreas cerca de Colombo también caerán entorno al 30%. Estas cifras son demoledoras, pues el país esperaba un total de 2.5 millones de turistas en 2019.

El jefe ejecutivo de SriLankan Airlines ha dicho a Reuters que la aerolínea ha sufrido una cancelación del 10% la semana pasada y que se espera que la cifra aumente. Esto provocaría un descenso en la economía del país, lo que podría arrastrarles a pedir a ayuda al Fondo Monetario Internacional.

"Estamos viendo la posibilidad de hacer concesiones a la industria para que mantenga su viabilidad los próximos meses", ha dicho Gomes, ministro de Turismo. Asegura que la confianza en el país aumentará si los militares consiguen asegurar la seguridad.

"Si los militares pueden salir y hacer una declaración fuerte sobre la seguridad, obviamente ofreceremos un poco de confianza e intentar trabajar con anticipación".