Reuters

EEUU

Nueva York no permite "abortar" recién nacidos como dice Suárez Illana

La medida, aprobada en enero legalizó el aborto en las 24 primeras semanas o más adelante si la madre está en riesgo o hay inviabilidad del feto.

El estado de Nueva York cambió la legislación sobre el derecho al aborto a finales del pasado enero e implantó unas leyes que no coinciden con lo afirmado este jueves por Adolfo Suárez Illiana. No permiten "el aborto después del nacimiento" como ha asegurado el número dos del PP por Madrid.

El Senado y la Asamblea neoyorquinos aprobaron un paquete de tres medidas entre las que se incluía el Acta de Salud Reproductiva (RHA, en inglés), que enmendaba una legislación de 1970. De acuerdo a esta medida es legal el aborto en las 24 primeras semanas del embarazo o más adelante en la gestación, si se determina que la madre está en riesgo o hay inviabilidad del feto, descriminalizando el proceso e incorporándolo a la legislación de sanidad pública.

Ni rastro en estas medidas de lo comentado por Suárez Illana sobre muertes tras el embarazo.

El cambio de ley coincidió con el 46 aniversario del histórico fallo del Tribunal Supremo que legalizó el aborto en EEUU. Es conocido como el fallo 'Roe v. Wade'. La modificación del pasado enero tuvo lugar ante el riesgo de que "se reconstruyan las barreras" que se derribaron en 1973, según los congresistas. 

El RHA "protegerá" en el estado la despenalización del aborto lograda con la sentencia 'Roe v. Wade', de acuerdo al gobernador Andrew Cuomo, quien se había propuesto firmar esta ley antes de acabar enero. Lo haría incluso si la Corte Suprema revirtiera el histórico fallo por el que se legalizó el aborto en 1973.

La líder de la mayoría demócrata en la Cámara Alta, Andrea Stewart-Cousins, declaró en una rueda de prensa previa a la votación que el presidente Donald Trump "ha dejado claro que quiere revocar Roe v. Wade", un fallo judicial que dio a las mujeres "el derecho a tener autonomía sobre su cuerpo y tomar decisiones".

"Era una barrera que pensamos que no tendríamos que afrontar de nuevo, pero también sabemos que cuando consigues algo, siempre habrá alguien que quiera volver a las maneras de antes y, ladrillo a ladrillo, están empezando a reconstruir la barrera", apuntó la senadora.

En el evento de prensa, al que acudieron legisladores, activistas y la abogada que ganó el caso "Roe v. Wade", Sarah Weddington, intervino también el asambleísta Carl Heastie, quien aseguró que los demócratas llevan queriendo ver el Acta aprobada desde 2006 pero "los republicanos nunca permitirían que llegara al Senado".

Gracias a la mayoría que lograron los demócratas en el Senado estatal el pasado noviembre, las Cámaras aprobaron no solo el Acta de Salud Reproductiva, sino también el Acta Integral de Cobertura Contraceptiva y el Proyecto de Ley "del Jefe", que pretende eliminar la discriminación a empleados basada en la salud reproductiva.

El RHA pretende ampliar el acceso al aborto en todo el estado y permitir que médicos y profesionales de la salud practiquen este procedimiento sin "miedo a ramificaciones inapropiadas", explicó la senadora Liz Kritzer, que expuso que "el aborto es una intervención médica, no un crimen".

Fue criticada por los obispos de Nueva York y por los republicanos, a lo que Kritzer respondió a una pregunta posterior que "no se está eliminando protección a las mujeres embarazadas si se comete un crimen contra ellas", porque el estado "ya tiene un código estricto".