Trump junto a un prototipo del muro que pretende construir en la fronera con Máxico.

Trump junto a un prototipo del muro que pretende construir en la fronera con Máxico. Reuters

EEUU

Trump habla este martes y visitará la frontera con México para conseguir apoyos para el muro

El presidente Donald Trump hará una declaración este martes, en prime time, y visitará la frontera con México esta semana, para conseguir apoyos para el muro. El anuncio surge 17 días después del cierre de Gobierno tras el rechazo, por parte de los demócratas, de la demanda de Trump de 5,700 millones de dólares para la construcción del muro. Sin un acuerdo sobre ese punto de conflicto, las conversaciones para financiar al gobierno se han estancado.

El vicepresidente Mike Pence anunció que Trump no había tomado una decisión sobre su amenaza de declarar una emergencia nacional y construir un muro sin la aprobación del Congreso. Consultado sobre la posibilidad de que se presenten desafíos legales y si la oficina del abogado de la Casa Blanca había revisado el asunto a fondo, Pence dijo a los periodistas: "Lo están viendo y el presidente lo está considerando".

El discurso de Trump, previsto para este martes a las 21.00 horas (hora de EEUU), que será transmitido por todas las cadenas de tele estadounidenses, y el viaje a la frontera, este jueves, es señal de su decisión de no dar marcha atrás a su promesa en la campaña de 2016 de construir un muro que, según él, detendrá la inmigración ilegal y el narcotráfico. Durante la campaña también prometió que México pagaría por el muro, pero México se ha negado a hacerlo.

Los demócratas en el Congreso dicen que un muro sería costoso, ineficiente e inmoral, y van a emitir una declaración conjunta de a presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y el líder demócrata del Senado Chuck Schumer para la que han pedido a las cadenas televisivas el mismo tiempo que el concedido a la declaració de Trump.

"Ahora que las cadenas de televisión han decidido transmitir el discurso del presidente, que, teniendo por base sus declaraciones pasadas, estará plagado de mentiras, los demócratas deben recibir inmediatamente el mismo tiempo de transmisión", dijo la declaración.

La presión para llegar a un acuerdo para poner fin al cierre del Gobierno deberá aumentar, ya que sus efectos se hacen sentir cada vez más, incluidos los posibles recortes en los programas de cupones de alimentos para los pobres.

El director interino de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, Russ Vought, dijo que las devoluciones de impuestos se efectuarán a pesar del cierre.

Viaje a la frontera, este jueves 

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, anunció el viaje fronterizo en Twitter sin dar detalles. La visita probablemente resaltará las preocupaciones de seguridad impulsadas por la administración como justificación para el muro. "La posición del presidente es: hay una crisis en la frontera sur y los demócratas se niegan a negociar", dijo Pence.

El énfasis en la palabra "crisis" podría ser el intento de la administración de sentar las bases para una posible declaración de emergencia. Tal decisión casi seguramente enfrentaría un desafío legal.

Trump ha tratado de vincular el terrorismo con la inmigración ilegal, sin proporcionar pruebas, como justificación del plan. Los demócratas dicen que no ha habido evidencias de que presuntos terroristas hayan llegado a través de la frontera sur y que Trump no tiene motivos para declarar una emergencia nacional sobre el tema.

Punto muerto

Gran parte del gobierno federal cerró el 22 de diciembre. Alrededor de 800.000 trabajadores del gobierno están sin trabajo o trabajando sin remuneración.

Pence dijo que Trump también invitó a los demócratas a regresar a la Casa Blanca para responder a su última propuesta. El vicepresidente, que participó en las discusiones del fin de semana sobre el cierre, dijo que los demócratas se han negado a negociar hasta que se reabra el gobierno.

Trump dijo en diciembre que estaría "orgulloso" de cerrar el gobierno por el tema del muro y le dijo a los legisladores la semana pasada que esta situación podría durar meses.

El presidente, que se saltó un viaje planeado a Florida para permanecer en Washington durante las vacaciones de Navidad y Año Nuevo, instó a los demócratas en el Congreso a "regresar de vacaciones" y a aprobar los fondos para su muro.

Los demócratas regresaron a Washington en año nuevo, tomaron el control de la Cámara de Representantes y aprobaron una legislación para reabrir todas las agencias gubernamentales cerradas, pero no incluyeron el financiamiento del muro. Esta semana, aprobarán una serie de proyectos de ley para reabrir las agencias federales.