La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez. Reuters

América

La presidenta interina de Bolivia nombra un gabinete de urgencia

Jeanine Áñez incluye solo once ministros de cerca de una veintena posibles, un día después de tomar el mando del país tras la renuncia de Evo Morales.

Noticias relacionadas

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, nombró este miércoles un gabinete de urgencia, con solo once ministros de alrededor de una veintena posibles, un día después de tomar el mando del país tras la renuncia de Evo Morales.

Jeanine Áñez incluyó entre sus ministros a senadores de Unidad Demócrata, su partido en el Parlamento boliviano, que está en la oposición frente a la mayoría del Movimiento al Socialismo de Morales.

El nuevo gabinete

Áñez designó a la académica y diplomática de carrera Karen Longaric como canciller, ministro de la Presidencia al abogado Jerjes Justiniano, de Gobierno al hasta hace poco senador de su partido Arturo Murillo y de Defensa a Luis Fernando López.

Bolivia ya tiene nuevo Gobierno

El Ministerio de Comunicación lo ocupa la periodista Roxana Lizárraga, el de Medio Ambiente tiene a la exlegisladora María Elba Pinckert y el de Justicia a Álvaro Coimbra.

José Luis Parada es el nuevo titular de Economía; el exsenador Yerko Núñez, de Obras Públicas; Samuel Ordóñez, de Desarrollo Rural y Álvaro Guzmán, de Energías.

La presidenta provisional dejó pendientes otras carteras como Hidrocarburos, Planificación, Educación, Salud, Trabajo y Culturas.

En esta primera designación no aparece ninguna autoridad indígena.

Los nuevos ministros juraron el cargo por Dios, la patria, la Constitución y la "sagrada memoria de los mártires" de Bolivia.

Estos nombramientos llegan después de que el pasado domingo Evo Morales renunciara al poder en Bolivia tras irse desmoronando su Gobierno, después de que un informe de la Organización de Estados Americanos advirtiera graves irregularidades en las elecciones del 20 de octubre en las que fue reelegido para un cuarto mandato.

Morales salió el lunes rumbo a su exilio en México, acompañado de parte de su gabinete, mientras que algunos de sus ministros se encuentran aún en paradero desconocido.

Puestos importantes

El nombramiento de este primer gabinete es la segunda de las decisiones que adopta la nueva jefa de Estado, tras designar horas antes a un nuevo mando militar después de dirigir un discurso a la nación.

El acto de toma de posesión tuvo lugar en el Palacio Quemado de La Paz, que históricamente fue la sede del Gobierno de Bolivia hasta que Evo Morales la trasladó a un nuevo edificio contiguo en 2018.

La presidenta es senadora de la opositora Unidad Demócrata, de cuyo grupo en el Senado eligió a varios de sus ministros.

Ministerios como los de Defensa o Gobierno (Interior) son claves en este momento en Bolivia, donde el ejército sigue en las calles de parte del país en apoyo de la Policía para contener una ola de violencia.

Al menos diez personas murieron y más de quinientas resultaron heridas desde los fallidos comicios del 20 de octubre en Bolivia, según datos oficiales, muchas de ellas en enfrentamientos incluso con armas de fuego entre seguidores y contrarios a Evo Morales.

El Parlamento aún no se pronunció

El Parlamento boliviano aún no ha efectuado el trámite formal de tratar la renuncia de Morales y durante esta jornada hubo incidentes cuando parlamentarios de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), iban a acceder a la sede legislativa.

El MAS tiene mayoría en la Asamblea Legislativa de Bolivia, ante la que Áñez asumió este pasado martes el poder en su ausencia, en una rápida sesión de unos pocos minutos.