Soldados brasileños en una favela de Río de Janeiro.

Soldados brasileños en una favela de Río de Janeiro.

América

Soldados brasileños matan a un hombre tras disparar 80 veces contra el coche donde iba con su familia

“Todas las evidencias indican un homicidio”, dijo el investigador de la policía a la televisora Globo.

Diez miembros del ejército brasileño fueron arrestados este lunes después de que varios soldados dispararan 80 veces contra un coche en el que viajaba una familia, matando a un hombre de 46 años en un incidente que desencadenó protestas.

Evaldo dos Santos Rosa, que falleció en el acto, conducía el domingo hacia un baby shower en compañía de su hija de 7 años, su esposa, el padrastro de ella y otra mujer cuando los soldados comenzaron a dispararles, según sus familiares. El padrastro y un transeúnte que intentaba ayudar resultaron heridos, pero el resto de la familia salió ilesa.

El ejército inicialmente dijo en un comunicado que los soldados habían respondido a disparos de atacantes. Pero la policía señaló que no se encontraron armas en el vehículo, por lo que el personal castrense eventualmente cambió su declaración.

“Todas las evidencias indican un homicidio”, dijo el investigador de la policía, Leonardo Salgado, a la televisora Globo después de inspeccionar la escena del crimen.

El lunes, el ejército indicó que los soldados que patrullaban la zona confundieron el vehículo de Dos Santos Rosa con el de unos criminales.

“Debido a las inconsistencias entre los hechos reportados inicialmente y la demás información recibida posteriormente por el comando militar del este, determinamos la retirada inmediata de los militares involucrados”, informaron las fuerzas armadas en un comunicado. Diez de los 12 hombres interrogados por los investigadores están bajo arresto.

Luciana dos Santos, esposa de la víctima, fue el lunes a la morgue a identificar el cuerpo de su marido. En medio de llanto y sumamente consternada, Dos Santos les dijo a los reporteros que su hija de 7 años creía que su papá seguía con vida.

“Dios mío, ¿por qué hicieron esto?”, se preguntó Dos Santos, con problemas para respirar.

“Asesinos, es lo que son”, dijo la esposa de Dos Santos. “Es como lo dijo el gobernador: primero maten y luego vean. Y eso fue lo que hicieron: primero mataron y luego vieron que se trataba de un padre, que había una familia, que había una niña”.

“Esto no puede seguir pasando. Queremos justicia”, dijo el hijo de 29 años de la víctima, Daniel, a AP en una entrevista telefónica.

Brasil tiene la mayor tasa de homicidios anuales del mundo y el nuevo presidente Jair Bolsonaro ha prometido dar libertad a las fuerzas de seguridad para combatir la violencia. Pero las fuerzas armadas han sido criticadas desde hace tiempo por sus asesinatos extrajudiciales, en especial en el estado de Río de Janeiro. En 2018, la policía mató a 1.534 personas en la entidad, según datos del gobierno.