Palacio de Miraflores

Palacio de Miraflores Efe

América

Univisión confirma la liberación de los periodistas retenidos por orden de Maduro

Se les confiscó el material tras pasar cinco horas retenidos en el Palacio Presidencial de Miraflores en Caracas.

El directivo de Univision Daniel Coronell confirmó este lunes que Jorge Ramos y su equipo de periodistas fueron ya "liberados" después de haber sido retenidos por orden de Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores, donde se les confiscó material.

"Más Confirmado: Estoy hablando con @jorgeramosnews. Él y los otros miembros del equipo fueron liberados. Los equipos y el material de la entrevista que no le gustó a @NicolasMaduro fueron confiscados", dijo Coronell, presidente de la división de informativos de Univisión, en su cuenta de Twitter.

El Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Venezuela había anunciado ya que el equipo de Univisión fue "liberado" tras pasar cerca de cinco horas retenido en el Palacio Presidencial de Miraflores en Caracas. 

La cadena hispana Univision denunció que un equipo de periodistas de su departamento de noticias encabezado por Jorge Ramos se encuentra retenido en el Palacio de Miraflores, en Caracas, desde este lunes por la tarde por órdenes de Nicolás Maduro.

En un mensaje en su cuenta de Twitter y en su página web Univision Noticias dijo que Ramos le estaba haciendo una entrevista a Maduro y como le "disgustaron las preguntas, ordenó detener la grabación, decomisar los equipos y retener a los periodistas".

La información fue confirmada por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) a Efe en Caracas.

"Es un hecho la detención, estarían revisando además todo el material. Son siete personas detenidas, equipo técnico y corresponsal de Univisión en Caracas, incluidas dos personas de la directivas de Univisión", dijo a Efe el presidente del Sindicato, Marco Ruiz.

Los periodistas de Univision Noticias retenidos en Miraflores son María Martínez, Claudia Rondón, Francisco Urreiztieta, Juan Carlos Guzmán, Martín Guzmán y Jorge Ramos.

En la cuenta de Twitter de Ramos, un periodista conocido en toda América Latina, no hay mensajes de hoy, el último es de este domingo.

La cuenta de Ramos esta encabezada con una frase que dice "cuando se trata de racismo, dictadura y derechos humanos, no podemos permanecer neutrales, tenemos que tomar partido".

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó  las agresiones contra periodistas y las restricciones a su labor, así como los actos de censura de contenidos y bloqueos en internet registrados en Venezuela el pasado fin de semana, durante la cobertura de los intentos de entrega de la ayuda humanitaria.

"Respeto y garantías"

La presidenta de la SIP, María Elvira Domínguez, demandó "respeto y garantías para la labor de los periodistas" nacionales y extranjeros y defendió el derecho de los venezolanos a estar informados.

Domínguez, directora del diario El País de Cali (Colombia), se refirió a lo denunciado por el Instituto Prensa y Sociedad Venezuela (Ipys), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) y la Asociación de Periodistas Venezolanos en el Extranjero (Apevex), entre otras organizaciones.

Según el SNTP, al menos 50 periodistas venezolanos quedaron atrapados en Colombia tras el intempestivo cierre de la frontera decidido por Maduro.

El balance de Ipys Venezuela incluyó 21 casos de violaciones de la libertad de expresión y los derechos digitales.

Lenín Danieri, reportero de Telocuentonews, resultó herido en un brazo y el rostro por perdigones; Pascual Filardo, fotógrafo de la Prensa de Lara, recibió el impacto de una bomba lacrimógena en sus piernas y una periodista del canal RT Redfish resultó herida al ser atropellada por un automóvil conducido por activistas opositores.

El periodista Gregory Jaimes y el camarógrafo David Guacarán, del portal digital Venezolanos Por la Información (VPI), fueron retenidos por civiles durante más de 30 minutos y les robaron su equipo de transmisión, teléfonos y tarjetas bancarias.

Maryné Glod, periodista de Venevisión, y su camarógrafo también sufrieron robos y fueron atacados por civiles armados. Marcos Salgado, corresponsal de la agencia alemana Ruptly, fue secuestrado y mantenido incomunicado unas ocho horas.

Alonso Centeno, camarógrafo de TVVenezuela y de VIVOplay, fue amenazado por personas armadas. La periodista sueca Annika H Rothstein fue detenida por paramilitares, golpeada y amenazada de muerte, además de robarle su equipo.

Fueron sacados del aire los canales 24 Horas y la Televisión Nacional, Chile; Radio Caracol, Colombia; Antena 3, España y NatGeo, Estados Unidos; el portal del diario El Tiempo de Colombia fue bloqueado.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social denunció un ataque de denegación de servicio contra su servidor y se informó de bloqueos intermitentes a YouTube, Google y Facebook que restringió la revisión de los contenidos en esas plataformas, además de otras páginas de internet, según lo recogido por la SIP de las organizaciones de periodistas venezolanas.