Gente con cannabis durante una comida para celebrar que Canadá legalizaba la marihuana recreativa

Gente con cannabis durante una comida para celebrar que Canadá legalizaba la marihuana recreativa Reuters

América

Canadá agota su marihuana dos días después de legalizarla

Néstor Veloso Agencias

Dos días después de que abriesen las tiendas de marihuana en Canadá tras legalizarse su uso recreativo, los clientes pasaron del júbilo a la decepción al ver cómo las existencias se agotaban, y las pocas que quedaban elevaban su precio. Esto ha provocado que durante el fin de semana los clientes no pudiesen comprarla.

Según Independent la Policía canadiense tuvo que asistir para ayudar en las largas colas que hicieron los consumidores en los establecimientos que vendían cannabis.

Bill Blair, exjefe de policía de Toronto que dirigió el programa de legalización, dijo a la cadena pública CBC que Canadá no era capaz de suministrar lo suficiente para satisfacer la demanda.

Tras esperar siete horas en fila en una tienda en el centro de Montreal, Alexandre, de 30 años, fue rechazado al coincidir el final de su espera con el cierre. La Policía tuvo que intervenir para dispersar a la multitud. "Fue un infierno, hacía frío", dijo Alexandre. "Pero nos divertimos de todos modos, hablando con gente de la multitud y compartiendo encuentros", contaba a Abs-Cbn.

Este fin de semana las tiendas tenían problemas para proveer los suministros necesarios, tras la apertura  del mercado a nivel nacional el pasado miércoles en el marco de una serie de críticas sobre el impacto que esto puede tener sobre la Sanidad, la ley y la seguridad pública, según la cadena CBC

Las provincias y municipalidades se han estado preparando durante meses para levantar la prohibición. Los territorios son los responsables de implementar las medidas aprobadas para que la población pueda comprar o consumir el estupefaciente siguiendo la nueva normativa. 

El pasado mes de junio la gobernadora general de Canadá, Julie Payette, firmaba el texto legal -que fue aprobado por el Senado con 52 votos a favor y 29 en contra-.

Los liberales del primer ministro, Justin Trudeau, que han impulsado la campaña a favor de la legalización, han señalado que la nueva ley evitará el consumo por parte de menores de edad y reducirá el crimen relacionado con la venta y consumo de dicha droga.