Carlos Alvarado, nuevo presidente de Costa Rica.

Carlos Alvarado, nuevo presidente de Costa Rica. Reuters

América

Carlos Alvarado, nuevo presidente de Costa Rica

El candidato evangélico, Frabricio Alvarado, reconoció su derrota con algo más del 39% de los votos frente al candidato oficialista que ganó con el 60% de los votos. Pidió trabajar conjuntamente por el bien de Cota Rica.

El candidato del evangélico Partido Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, reconoció hoy su derrota en la segundo vuelta de las elecciones por la Presidencia de Costa Rica y felicitó al aspirante oficialista, Carlos Alvarado, por su contundente triunfo.

"Felicito a Carlos Alvarado. Una vez dados los resultados del Tribunal Supremo de Elecciones, lo llamé, le di mis felicitaciones y le dije que puede contar con nosotros para poner a caminar la Costa Rica que todos amamos. Le envío mi respeto y mi cariño", afirmó.

Así es el nuevo presidente de Costa Rica

Fabricio Alvarado obtuvo el 39,33% de los votos frente al 60,66% del aspirante del gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC), de acuerdo con los resultado oficiales escrutadas el 90,62% de las mesas electorales.

El líder evangélico pidió concordia y serenidad a sus votantes y simpatizantes frente a los ciudadanos que prefirieron la alternativa del candidato oficialista.

"Nunca pensemos que él (Carlos Alvarado) es el adversario, porque nuestros adversarios son la corrupción, la inseguridad, la ineficiencia, la vagabundería y la mediocridad, y todo eso es a lo que tenemos que derrotar desde donde quiera que estemos", advirtió.

"Sintámonos confiados, respetemos el resultado porque hoy ganó la democracia, celebremos que somos ticos, que vivimos en un país grande y la oportunidad de poder vivir un proceso como este, y dejemos a un lado las rencillas porque esto es Costa Rica, es amor, paz y amistad", añadió.

Fabricio Alvarado asumió deportivamente la contundente victoria del oficialista Partido Acción Ciudadana pero mostró su satisfacción por el mérito obtenido por su organización política al llegar a la segunda vuelta electoral.

"No estamos tristes porque hicimos historia, porque nuestro mensaje tocó las fibras más profundas de la sociedad de este país (...) No las ganamos pero podemos afrontar el resultado con la frente alta", señaló.

Alvarado continuó con el mensaje religioso mostrado durante toda la campaña y agradeció a Dios los logros conseguidos en estas elecciones presidenciales.

"Pase lo que pase para Dios es la gloria, para Dios es la alabanza y estamos tranquilos porque nuestro trabajo fue digno, fue limpio y nuestro mensaje sí ganó las elecciones", indicó.

Fabricio Alvarado anunció que seguirá trabajando "para que el sol vuelva a brillar" en el país y "para defender los principios y valores que hicieron grande" a Costa Rica.

Para "defender la vida, la familia, la ética, la transparencia y la Costa Rica grande en la que creemos y a la que todos amamos", aseguró.