Miles de iraquíes despiden Qassem Soleimani.

Miles de iraquíes despiden Qassem Soleimani. Reuters

Mundo

Miles de iraquíes despiden Qassem Soleimani al grito de "muerte a Estados Unidos" en Bagdad

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha asegurado que este ataque provocará "la retirada" de las tropas estadounidenses de Oriente Próximo. 

Noticias relacionadas

Una multitud de personas coreaban a gritos "muerte a EEUU" mientras llevaban a hombros los ataúdes del general iraní Qassem Soleimani y Abu Mehdi al-Mouhandis, su principal lugarteniente en Irak, asesinado este viernes en una redada organizada por Estados Unidos. 

Durante la procesión, en el distrito de Kazimiya en Bagdad, también se podían escuchar otros gritos como "venganza por Abou Mehdi al-Mouhandis", jefe operativo de Hachd al-Chaabi, coalición de paramilitares integrados en las fuerzas de seguridad iraquíes

Por su parte, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha asegurado que el asesinato de Soleimaní por Estados Unidos conducirá a "la retirada" de las tropas estadounidenses de la región de Oriente Medio.

Zarif dijo en una entrevista con la televisión estatal anoche que EE. UU. cometió "un error de cálculo" con su ataque en Bagdad en el que murió Soleimaní y un líder de la milicia chií iraquí Multitud Popular, apoyada por Teherán.

"La República Islámica de Irán dará una respuesta adecuada a la medida de Estados Unidos a su debido tiempo", subrayó el jefe de la diplomacia iraní, una amenaza de venganza ya realizada la víspera por el líder supremo, Alí Jameneí.

No obstante, debido a estas amenazas, Washington pretende, según medios estadounidenses, enviar miles de soldados a Oriente Medio, mientras que la embajada de EE. UU. en Irak instó a salir inmediatamente del país a sus ciudadanos.

Según Zarif, el ataque de EE. UU. fue "una violación de la soberanía y la integridad territorial de Irak" y "un acto terrorista de cobardía".

El ministro de Exteriores apuntó que "los estadounidenses fueron engañados para llevar a cabo esta operación peligrosa" por los líderes de ciertos países regionales, a los que no citó, y de Israel, que dieron a Washington "consejos imprudentes".

(El presidente estadounidense, Donald) "Trump cometió el crimen con fines electorales tanto para él como para (el primer ministro israelí, Benjamín) Netayanhu", agregó Zarif.

Soleimaní murió a los 63 años en Bagdad en un bombardeo selectivo después de que las tensiones aumentaran en los pasados días entre Washington y Teherán con el asalto de seguidores de la Multitud Popular a la Embajada estadounidense en la capital iraquí.