Un convoy militar turco avanza por la frontera Siria

Un convoy militar turco avanza por la frontera Siria Reuters

Mundo

Turquía invade Siria y Trump amenaza a Erdogan: "Habrá algo más que sanciones"

Unidades terrestres del Ejército turco penetraron en el noreste de Siria en el marco de su ofensiva contra las fuerzas kurdas.

Unidades terrestres del Ejército turco, apoyadas por milicias sirias, penetraron este miércoles en el noreste de Siria en el marco de su ofensiva contra las fuerzas kurdas, después de varias horas de bombardeos aéreos y artilleros, informó el ministerio de Defensa turco en su cuenta en Twitter.

Turquía lanza una ofensiva contra las milicias kurdas en el norte de Siria

"Nuestras heroicas Fuerzas Armadas turcas y el Ejército Nacional sirio han empezado la operación terrestre al este del Éufrates", escribió el Ministerio a las 19.26 GMT, utilizando el nuevo nombre de las milicias sirias aliadas con Ankara, que ya combatieron en 2016 y 2018 al lado de las tropas turcas.

La cadena CNNTürk asegura que la ofensiva terrestre se ha lanzado desde cuatro puntos, a partir de los municipios de Tel Abiad como en el Ras al Ain (Serê Kaniye en kurdo), unos 100 kilómetros al este.

Por su parte, el ministro del Interior, Süleyman Soylu, aseguró que la operación Fuente de Paz, como se ha denominado a la ofensiva, no consiste en una guerra, sino en una legítima acción transfronteriza "antiterrorista", informa la agencia Anadolu.

La invasión terrestre ha comenzado después de varias horas de intensos bombardeos, tanto aéreos como de la artillería turca apostada en la frontera, que empezaron a las 13.00 GMT.

Según CNNTürk, los cazas turcos han penetrado 30 kilómetros en territorio sirio, acorde a la pretensión de Ankara de tomar el control de una franja de 32 kilómetros de ancho a lo largo de toda la frontera turcosiria entre el río Éufrates e Irak.

Este territorio, habitado en su mayor parte por la población kurda de Siria, está ahora bajo control de las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que Ankara considera terroristas por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía.

Las YPG han sido las principales aliadas de EEUU en su lucha contra el yihadista Estado Islámico o Dáesh.

Las regiones al oeste del Éufrates, hasta casi la costa mediterránea, ya están bajo dominio de tropas turcas tras dos operaciones militares llevadas a cabo en 2016 y 2018.

"Haré algo mucho más duro"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reaccionó a la ofensiva de Turquía. Amenazó a su homólog turco, Recep Tayyip Erdogan, con "más que sanciones" si su ofensiva en el noreste de Siria tiene un efecto "inhumano" en los kurdos, y aseguró que "aniquilará la economía" de Turquía si extermina a ese grupo.

"Le he dicho al presidente Erdogan que haré mucho más que sanciones (...). Estoy de acuerdo con las sanciones, pero haré algo mucho más duro" si actúa de forma "inhumana" con los kurdos, dijo Trump en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca.

Preguntado por qué hará si la ofensiva turca "extermina" a los kurdos en el norte de Siria, Trump respondió: "Aniquilaré su economía si eso ocurre, ya lo hice una vez con el pastor (estadounidense Andrew) Brunson", cuyo arresto llevó a Washington a imponer sanciones a Ankara que fueron levantadas tras su liberación.

"Veremos cómo lo hace (Erdogan). Puede hacerlo de forma suave, puede hacerlo de forma muy dura, pero si lo hace de forma injusta, va a pagar un precio económico muy grande", advirtió Trump.

"Me gustan los kurdos de Siria"

El mandatario respondía así a la pregunta de si está de acuerdo con la iniciativa del senador republicano Lindsay Graham, que anunció que impulsará un paquete de sanciones que afectaría a cualquier activo en Estados Unidos de los líderes turcos, incluido Erdogan, además de prohibir la asistencia y ventas militares a Turquía.

Graham, uno de los principales aliados de Trump en el Senado, ha sido muy crítico con la decisión del mandatario de retirar las tropas estadounidenses de Siria ante la ofensiva militar turca contra las milicias kurdosirias, pero el mandatario defendió hoy vehementemente su postura.

"Creo que estamos haciendo lo correcto, y creo que el país también lo cree, más allá del pequeño círculo de Washington", aseguró Trump en referencia a las críticas bipartidistas que ha recibido en el Congreso.

Trump dijo que le "gustan" los kurdos de Siria, pero argumentó que no tiene ninguna obligación de protegerlos porque ellos no combatieron junto a Estados Unidos contra la Alemania nazi.

"No nos ayudaron con la Segunda Guerra Mundial. No nos ayudaron con Normandía", alegó el mandatario.