El polémico anuncio de Bicky Burger.

El polémico anuncio de Bicky Burger. Facebook

Mundo PUBLICIDAD

Polémico anuncio en Bélgica: un hombre pega a una mujer por llevarle una 'falsa' hamburguesa

Los medios belgas se han hecho eco del último anuncio de Bicky Burger en el que se ve a un hombre agrediendo a una mujer por llevarle una "Bicky falsa". 

Noticias relacionadas

La polémica se ha desatado en Bélgica tras la publicación en internet del último anuncio de Bicky Burger, una marca de hamburguesas muy populares que se pueden encontrar en muchos establecimientos del país. El anuncio está diseñado como una viñeta de cómic en la que aparece un hombre dando un puñetazo y la mujer que le lleva una hamburguesa cayendo al suelo mientras él le dice: "¿En serio? ¿Una falsa Bicky?".  

Además, la imagen va acompañada de un texto que reza: "El salvador del siglo es... -en referencia al hombre-", y pregunta: "¿Qué otra fritura se merece un castigo?" -aludiendo así a que el hombre pega a la hamburguesa aunque a primera vista parece que está agrediendo a la mujer. "Si no tiene un recuadro verde, ¡no es una verdadera Bicky!", recuerda al público. 

En algo más de siete horas desde la publicación, el anuncio ha recibido más de cuenta 1.600 comentarios y ha generado controversia entre los medios de comunicación, la clase política y los internautas de Bélgica.

Incluso la ministra de los Derechos de la Mujer de Valonia, Bénédicte Linard, ha valorado el anuncio en Twitter: "En 2017, 38 mujeres fueron asesinadas en Bélgica porque eran mujeres. En 2016, se registraron 18,000 denuncias de violencia doméstica en la Federación Valonia-Bruselas. Es un asunto serio y es totalmente irresponsable trivializarlo". 

Los medios de comunicación también se han hecho eco del mismo. La radiotelevisión pública belga, RTBF, ha calificado el anuncio como "publicidad de mal gusto" en "un momento en el que las campañas de sensibilización contra la violencia contra las mujeres están aumentando", mientras que el diario La Dernière Heure ha considerado el reclamo como "publicidad misógina".

La empresa se defiende

Por su parte, el representante del departamento de marketing ha declarado a RTBF que "no queremos estimular la violencia contra las mujeres, ninguna violencia, este no era el objetivo de nuestra publicación en Facebook", aunque no ha entrado en más detalles ni ha especificado si el anuncio será retirado. Además, el propietario de la marca, Izico, ha evitado hacer comentarios. 

A través de Facebook también han contestado a algunos de los comentarios de internautas y mantienen su postulado: "Por su puesto que no queremos promover la violencia de las mujeres y la rechazamos fuertemente. Ese no fue el enfoque de la publicación, era que no se venden 'Bickys falsas'".