El policía Nouman Raja, condenado por matar a Corey Jones.

El policía Nouman Raja, condenado por matar a Corey Jones.

Mundo

Condenado a 25 años un policía de Florida por el asesinato de un músico negro: sentencia histórica

La condena ha marcado un antes y un después casos así, pues desde 1989 ningún policía en Florida había sido condenado por un asesinato en servicio.

El oficial de la Policía de Florida Nouman Raja ha sido condenado a 25 años de cárcel por el asesinato a tiros de un músico negro, Corey Jones, en 2015. El policía, que fue despedido, es el primero en enfrentarse a una condena en 30 años en Florida por un asesinato mientras estaba de servicio en Estados Unidos.

Raja, de 41 años, fue sentenciado este jueves a una pena de 25 años de cárcel, a pesar de que la acusación había pedido cadena perpetua. Cuando la familia del joven asesinado conoció la sentencia comenzó a cantar la canción gospel  'Victory is Mine', según informa The Guardian.

"Sabíamos cuál era la verdad y nos manteníamos en eso", dijo el padre de Jones a los periodistas en el juicio, según recoge el periódico británico. Durante el juicio, la defensa del policía alegó que Jones se había enfrentado al agente y había provocado el altercado, pero su familia tenía claro que no fue así. "Por cómo le hemos criado y por el carácter que tenía, sabíamos que no fue nuestro Corey".

La mujer del policía condenado ha lamentado que su marido sea la "persona elegida para ser la cabeza de turco". "Estoy enfadada porque Raja es el hombre que quiere servirte y protegerte". 

La Fiscalía afirmó que Raja "intensificó" lo que debería haber sido una "interacción rutinaria" con el músico, llegando a ser mortal. Por su parte, la defensa del policía argumentó que actuó en defensa propia y bajo el controvertido lema de Florida que dice: "Defiende tu posición". Este argumento ya fue rechazado por un juez anteriormente.

El policía se encontraba en una operación encubierta

Raja, de ascendencia asiática, no llevaba su uniforme cuando se topó con Jones porque participaba en una operación contra el robo de vehículos. Fue a las 3:15 de la mañana, un 18 de octubre de 2018.

Jones se dirigía a su casa después de una actuación, cuando su vehículo se encajó en una rampa de una autopista. El músico llevaba un arma que había comprado para proteger su batería de 10.000 dólares.

La Fiscalía asegura que Raja nunca se identificó como agente de policía y actuó tan agresivamente que Jones debió pensar que estaba a punto de ser secuestrado o asesinado. El supervisor de Raja asegura que el policía tenía la orden de llevar un chaleco antibalas para dirigirse a civiles. Pero no lo hizo.

Cuando el agente se acercó al coche, le preguntó cómo estaba, a lo que Jones contestó: "Bien". El agente le volvió a repetir la pregunta, y Jones contestó lo mismo. De repente, el policía le grita que levante las manos en dos ocasiones.

La Fiscalía cree que Jones sacó su pistola y trató de huir. Raja le disparó tres veces. Jones bajó el arma, pero el policía disparó otras tres veces, y una bala alcanzó el corazón de Jones.

El policía asegura que le disparó la segunda vez porque levantó su arma después de los primeros tres disparos, pero la Fiscalía ha afirmado que la segunda tanda de disparos era un "esfuerzo consciente" de matar a Jones.

La condena de Raja marca un antes y un después en este tipo de casos. Es la primera vez desde 1989 que un policía de Florida es condenado por un asesinato en servicio.

Brutalidad policial y racismo

Esta semana, coincidiendo con la sentencia a Raja, salió a la luz un vídeo -viralizado y compartido hasta por el jugador de baloncesto Lebron James- de dos policías reteniendo violentamente a dos jóvenes negros.

Mientras dos agentes detenían en el suelo a uno de ellos, otro, de 15 años, recogía su móvil que se cayó durante la detención. Como respuesta a esta acción, los dos agentes -Christopher Krickovich y Greg LaCerra- le tiraron al suelo, le pegaron y le rociaron con gas pimienta.

Pero el joven no había hecho nada ilegal que justificara la acción de los policías.