El presidente del SPD finlandés Antti Rinne y su esposa asisten a la fiesta electoral en Helsinki.

El presidente del SPD finlandés Antti Rinne y su esposa asisten a la fiesta electoral en Helsinki. Reuters

Mundo ELECCIONES

Los socialdemócratas recuperan el control del Parlamento finlandés 20 años después

Los Verdes son el partido que más sube después del SDP, al lograr el 11,5 % de los sufragios y 20 escaños, cinco más que en 2015.

Noticias relacionadas

El opositor Partido Socialdemócrata (SDP) venció este domingo por un estrechísimo margen de dos décimas por delante de la ultraderechista Verdaderos Finlandeses en las elecciones parlamentarias en Finlandia, recuperando el control del legislativo nórdico tras 20 años en la oposición.

Con el 99,3 % escrutado, el SDP, dirigido por el exlíder sindical Antti Rinne, obtiene el 17,7 % de los votos y 40 diputados, frente al 17,5 % y 39 escaños de los también opositores Verdaderos Finlandeses.

De este modo, los Verdaderos Finlandeses superan al partido conservador Kokoomus del ministro de Finanzas en funciones Petteri Orpo, que logra el 17 % de los votos y 38 escaños.

Socialdemócratas finlandeses logran un triunfo agónico sobre la ultraderecha

El también gobernante Partido de Centro del primer ministro finés, Juha Sipilä, es el gran perdedor de estos comicios, ya que obtiene el 13,8 % de los votos y 31 diputados, el peor resultado de su historia. Por su parte, Los Verdes son el partido que más sube después del SDP, al lograr el 11,5 % de los sufragios y 20 escaños, cinco más que en 2015.

La Alianza de Izquierda también avanza y consigue el 8,2 %, lo que le permite aumentar en cuatro su número de escaños, hasta los 16. Los otros partidos que logran representación en el Eduskunta (Parlamento finlandés) son el Partido Popular Sueco (4,5 % de los votos y 9 escaños) y los democristianos (3,9 % y 5 escaños). Futuro Azul, la formación escindida de los Verdaderos Finlandeses, logra el 1 % de los votos pero no consigue ningún asiento en el Parlamento. 

Las elecciones han sido convocadas después de que Sipilä dimitiera en bloque con su gabinete de centroderecha –una coalición formada por Centro, Verdaderos Finlandeses y Coalición Nacional– tras fracasar en su reforma sanitaria, que buscaba una mayor privatización.