Una manifestación contra Trump y el muro de México.

Una manifestación contra Trump y el muro de México.

Mundo

El Senado vetará la declaración de emergencia nacional de Trump para pagar el muro de México

Como el Congreso no le dio el dinero, declaró la emergencia nacional para financiarlo, pero algunos senadores suyos se han rebelado contra él.

Los opositores a la declaración de emergencia nacional en la frontera entre EEUU y México parecen tener suficientes votos en el Senado para rechazarla, pues el senador republicano Rand Paul -del partido de Trump- ha dicho ahora que no puede apoyar la decisión de la Casa Blanca.

La Cámara ya ha votado para hacer descarrilar la decisión de Trump, y si el Senado sigue la acción, a finales de marzo la medida se enfrentará a Trump. Él ha prometido vetarlo, y el Congreso no parece tener los suficientes votos como para evitar eso.

Gracias a la declaración de emergencia, Trump podría conseguir 3,6 billones de dólares para aumentar la frontera con México. La estratagema de Trump para financiar su muro viene después de que bloquease la actividad del Gobierno durante 35 días al negarle la financiación del muro. Además, está intentando conseguir por otras vías otros 3,1 billones de dólares par construirlo.

Otros tres senadores republicanos, Susan Collins, Lisa Murkowski of Alaska y Thom Tillis, han anunciado que votarán no. Asumiendo que los 47 demócratas y sus aliados independientes vayan contra Trump, se conseguiría la mayoría para vetar la declaración de Trump.

"Trump está violando el sistema constitucional"

"No puedo votar para dar el poder al presidente para gastar un dinero que no ha sido aprobado por el Congreso", dijo en senador Paul en una cena del partido el pasado sábado en Kentucky. "Quizás queremos más dinero para la seguridad en la frontera, pero el Congreso no lo ha autorizado".

Muchos congresistas que se han opuesto ha la declaración de emergencia de Trump, dicen que ésta pisotea el poder constitucional del Congreso de controlar el gasto, y además sentaría un precedente para que otros presidentes hagan lo mismo para conseguir sus propósitos, quizás en temas como el control de armas o la política sanitaria.

"Tenemos poder un legislativo, el Congreso, que maneja estos asuntos. Y el presidente no puede decidir no hacer caso al Congreso solo porque no se hace lo que él quiere", dice Amash, otro congresista republicano. También ha dicho que los republicanos que apoyan a Trump en esta cuestión están dejando de lado sus responsabilidades constitucionales.

Amash añade que cree que el presidente "está violando nuestro sistema constitucional", además de implorar a "proteger nuestro propio poder, y eso es lo que estamos haciendo".