McCarrick durante una misa en Washington

McCarrick durante una misa en Washington Reuters

Mundo

El final del 'tío Ted': el cardenal McCarrick, expulsado de la Iglesia por sus abusos a seminaristas

McCarrick permanecía desde julio apartado de sus funciones y recluido a la espera de un juicio canónico.

Washington

Noticias relacionadas

El excardenal y arzobispo emérito de Washington, Theodore McCarrick, perdió este domingo su condición clerical sancionado con el máximo castigo en el derecho canónico, dejando una Iglesia católica en la que fue determinante su poder y sacudido por las acusaciones de los abusos sexuales que se le atribuyen.

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha puesto punto final a la dilatada trayectoria de McCarrick, de 88 años, quien logró trascender su labor pastoral para convertirse en una figura reconocida en la Iglesia católica.

McCarrick, quien nació en Nueva York y desde niño sirvió como monaguillo, permanecía desde julio pasado y por orden del papa Francisco apartado de sus funciones y recluido a la espera de un juicio canónico. Había dimitido además de sus funciones como miembro del colegio cardenalicio.

Abusos durante décadas

En 1981, McCarrick fue nombrado obispo de Metuchen, New Yersey, y allí fue donde el seminarista Robert Ciolek lo conoció, según reveló en julio del año pasado el diario The New York Times.

El rotativo relató cómo el entonces obispo viajaba con el joven y en ocasiones junto a otros seminaristas y lo elegía para compartir su habitación, en la que había solo una cama.

Otro hombre que guardó silencio durante cuarenta años aseguró también en julio pasado al Times que McCarrick abusó de él cuando era menor de edad, situación que se prolongó durante dos décadas.

En una entrevista con el rotativo, "James" señaló que el abuso sexual comenzó cuando tenía once años por parte de quien él y sus seis hermanos llamaban "tío Teddy", y al que no denunció convencido de que nunca le creerían por la relación tan cercana con su familia.

Hombre influyente en la Iglesia

McCarrick fue ordenado sacerdote en mayo de 1958 en Nueva York y tres años más tarde recibió un doctorado en sociología de la Catholic University of America, que se sumó a su licenciatura en Filosofía y Letras y a su maestría de Artes en Teología.

Después de ocupar el puesto de rector en la Universidad Católica de Puerto Rico y de ser nombrado en 1977 por el papa Pablo VI como obispo auxiliar de Nueva York, se convirtió en noviembre de 1981 en obispo de Metuchen, New Jersey.

Fue arzobispo de Washington entre 2000 y 2006 y se convirtió en uno de los hombres más influyentes de la Iglesia católica en Estados Unidos. En esos años fue nombrado cardenal por Juan Pablo II y participó en el cónclave de abril de 2005 en el que fue elegido pontífice Benedicto XVI.

En 2002 recibió el premio Eleanor Roosevelt de derechos humanos y fue nombrado Oficial de la Orden de los Cedros del Líbano.

McCarrick, que ha negado en todo momento las acusaciones, se desempeñaba desde 2006, tras cumplir la edad preceptiva para la jubilación, como cardenal arzobispo emérito de Washington.

Renuncia del Papa Francisco

Pero el escándalo McCarrick golpeó el pasado año a la Iglesia católica e incluso llevó al exnuncio de Washington Carlo María Vigano a acusar al papa Francisco de conocer la situación.

Vigano, de 77 años, pidió la renuncia de Francisco en una carta, publicada en agosto en varios medios de corte conservador, tras asegurar que el pontífice conocía desde junio de 2013 las acusaciones de abusos sexuales que pesaban sobre McCarrick.