Mundo

Un lobby saudí pagó 500 habitaciones del Hotel Trump tras su victoria en 2016

El lobby habría organizado hasta seis visitas de veteranos norteamericanos a Washington, sin conocimiento de estos mismos de quién financiaba las excursiones.

Un importante lobby saudí, que suele representar al país en Estados Unidos, alquiló 500 habitaciones en el Hotel Trump de Washington D.C. a penas un mes después de que el actual presidente de EEUU ganara las elecciones en 2016. Este lobby, en un total de tres meses, alquiló habitaciones para 500 noches, a una media de 5 habitaciones por día, según informa el Washington Post a raíz de unos informes a los que el periódico ha tenido acceso.

En esa época, los componentes del lobby Qorvis/MSLGroup gastaron más de 270.000 dólares para alojar a seis grupos de veteranos norteamericanos en el hotel de Trump. Esto formaba parte de una campaña que ofrecía a los veteranos visitas a Washington. 

Durante este periodo, el gasto medio de una noche en el Trump Hotel fue de 768 dólares. Michael Gibson, un político de Maryland que ayudó a organizar estas visitas, ha asegurado que esto no se hizo para favorecer a Trump: "Absolutamente no. No tuvo nada que ver con eso. Para nada".

Los veteranos pensaban que otros veteranos financiaban las excursiones

Los veteranos no sabían que Arabia Saudí pagó esas excursiones, pues creían que lo habían financiado otros veteranos. Henry Garcia, uno de los veteranos de la Marina, ha dicho al Post que nadie dijo nunca nada sobre Arabia Saudí invitándoles a estas excursiones. "Tenía todo el sentido del mundo cuando descubrimos que los saudíes pagaron todo eso", afirma.

En estas excursiones no faltaba nada: habitaciones privadas, bares y cenas gratis... Garcia afirma que uno de los organizadores mencionó en un momento al príncipe saudí. "Pensé: 'Oh, así que hemos sido utilizados para dar dinero a Trump", dice Garcia.

La Embajada saudí, según el Washignton Post, no ha querido hacer declaraciones sobre esta información. Por su parte, el hotel de Trump ha afirmado no estar al tanto de que Arabia Saudí habría pagado las facturas.

Esto ha causado un gran revuelo, ya que Trump odría haber violado la Constitución al recibir "pagos indebidos de gobiernos extranjeros". "Otros países entienden que pueden jugar a favor del presidente patrocinando sus negocios", dice el republicano Adam B. Schiff. "Esto presenta un gran problema", ha dicho. La Casa Blanca tampoco ha querido hacer comentarios en relación a este tema.