Vista general del deslizamiento de tierra en Niteroi, en Río de Janeiro.

Vista general del deslizamiento de tierra en Niteroi, en Río de Janeiro. Efe

Mundo

Al menos 14 muertos y 11 heridos tras deslizamiento de tierra en Río

  • Morro do Bumba es un antiguo vertedero sobre el que se construyó una favela y donde 46 personas perdieron la vida tras otra avalancha que arrastró unas 50 casas en 2010.

Los servicios de rescate han localizado los cuerpos de 4 personas, con lo que ha ascendido a 14 el número de fallecidos por el deslizamiento de tierra ocurrido en el estado brasileño de Río de Janeiro.Después de más de 24 horas de búsqueda, fueron localizados los cadáveres de tres mujeres jóvenes y una anciana.Tras el hallazgo de los cuerpos de las cuatro mujeres, los bomberos dieron por finalizadas las labores de búsqueda de supervivientes, aunque continuarán con los trabajos de retirada de escombros, mientras Defensa Civil mantiene el estado de alerta ante el riesgo de nuevos derrumbes.

Las víctimas rescatadas, entre ellas un bebé, un hombre de 33 años y dos niños, fueron ingresadas en hospitales de la región y contaban con heridas de diversa consideración, según declaró el comandante del Cuerpo de Bomberos y secretario de la Defensa Civil de Río de Janeiro, Roberto Robadey, en una entrevista en directo a la cadena de televisión Globo News.

Unos 200 profesionales, entre agentes de la Defensa Civil, bomberos y asistentes sociales, han participado en el local y en los trabajos de rescate que acaban de concluir.

El estado de Río de Janeiro, en especial la ciudad de Niteroi, se vio golpeado en los últimos días por fuertes lluvias y estaba en estado de alerta, resaltó Robadey.

Después de las tormentas de la víspera, parte de la cumbre del Morro da Boa Esperança se vino abajo y alcanzó por lo menos seis viviendas habitadas.

"Algunas personas siguen desaparecidas y estamos trabajando para verificar si estaban en las casas (a la hora del suceso) para orientar el trabajo de las próximas horas", destacó el secretario.

Agregó que no descarta la posibilidad de que haya más personas bajo los escombros y que el número de fallecidos y heridos puede incrementarse.

El alcalde de Niteroi, Rodrigo Neves, afirmó que el Morro da Esperança no era considerado una zona de alto riesgo geológico, pero algunos de los moradores denunciaron que "todo el mundo sabía que eso iba a pasar".

Asimismo, el experto en gestión de riesgo, Gustavo Cunha Mello, destacó para la misma cadena televisiva que Brasil "aún no aprendió a solucionar ese tipo de tragedia" y subrayó que "existen soluciones" para ello, pero falta "acción" por parte de los gobernantes.

Según expresó la Alcaldía de Niteroi en una nota, este se trata del primer caso de deslizamiento de tierra desde el sufrido en el Morro do Bumba, un antiguo vertedero sobre el cual se construyó una favela y donde 46 personas perdieron sus vidas después de que una avalancha arrastró a unas 50 casas en 2010.

En esa ocasión, se produjeron alrededor de 300 derrumbes en los cerros en todo el estado de Río de Janeiro, que acabaron con la vida de más de 250 personas.

"Desde 2013, la Alcaldía de Niteroi invirtió más de 150 millones de reales (unos 40,17 millones de dólares) en obras de contención en 50 cuestas de la ciudad", destacó el organismo.