Un simpatizante  de Haddad manifiesta su apoyo  en un colegio electoral en la ciudad de Sao Paulo.

Un simpatizante de Haddad manifiesta su apoyo en un colegio electoral en la ciudad de Sao Paulo.

Mundo

La jornada electoral en Brasil comienza con 17 detenidos por delitos electorales

La segunda vuelta de las presidenciales, que enfrentan a Bolsonaro y a Haddad, convoca a 147 millones de electores.

Al menos 17 personas fueron detenidas por delitos electorales, principalmente proselitismo irregular, en las dos primeras horas de votación en Brasil para la segunda vuelta de las presidenciales, que enfrentan al favorito y ultraderechista Jair Bolsonaro y al socialista Fernando Haddad.

Para esta jornada electoral, están convocados 147 millones de electores. El Tribunal Superior Electoral (TSE) ha informado que las elecciones transcurren con normalidad en todo el país con excepción de esas detenciones por insistir en hacer proselitismo político cerca de los colegios electorales.

Indicó también que en las dos primeras horas de votación la Policía Federal atendió 35 incidentes por delitos electorales, de los que 17 terminaron con el arresto de acusados de practicar las irregularidades y los otros 18 fueron resueltos sin detenciones.

Del total de incidentes, 10 se produjeron en el sureño estado de Paraná, en donde el ultraderechista dominó en la primera vuelta, y 4 en el nororiental estado de Bahía, en donde la hegemonía fue del Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad.

Los arrestos fueron registrados en los estados de Paraná (9), Brasilia (2), Ceará, Paraíba, Pernambuco, Santa Catarina y Sao Paulo. En el estado de Amapá la Policía Federal se incautó de unos 2.000 reales (cerca de 533,3 dólares) que supuestamente iban a ser usados para la compra de votos.

El tribunal informó igualmente de que 912 urnas electrónicas que presentaron problemas fueron sustituidas (un 0,17 % del total de los 454.493 equipos instalados en los 5.570 municipios del país). Los estados en que más se sustituyeron urnas fueron Sao Paulo (177), Río de Janeiro (123), Minas Gerais (94), los más poblados y los mayores colegios electorales.

La misma fuente indicó que pese a esas dificultades por el momento no ha sido necesario usar ninguna de las tradicionales urnas de lona para la votación manual con votos de papel.

Por otra parte, las autoridades electorales informaron de la muerte del camarero Juan Carlos Félix, de 50 años y que este domingo era jurado de votación en Nova Iguaçu, municipio de la Baixada Fluminense, una deprimida zona de la región metropolitana de Río de Janeiro. Todo parece apuntar a que el hombre sufrió un ataque al corazón y murió en el lugar. El suceso obligó a las autoridades a trasladar las urnas a un salón vecino, donde la votación continuó con normalidad.

Ventaja del ultraderechista

Además del presidente de Brasil, también se elegirá en segunda vuelta a los gobernadores de 14 de los 27 estados del país, que completarán el mapa político que encontrará el nuevo mandatario, que asumirá el próximo 1 de enero.

Según las últimas encuestas, difundidas este sábado, Bolsonaro tiene una clara ventaja y sería elegido presidente con una votación que oscilará entre el 54 % y el 56,8 %.

Sin embargo, los mismos sondeos han mostrado en las últimas dos semanas un crecimiento sostenido de las posibilidades de Haddad, a quien los sondeos del sábado atribuían una intención de voto que varía entre 46 % y 43 %.

Los candidatos encarnan proyectos antagónicos y sus propuestas han polarizado al país como pocas veces se ha visto en su historia. Uno, un polémico capitán de la reserva del Ejército nostálgico de la dictadura que promete una liberación total de la economía, y el otro un intelectual de izquierdas moderado y que encarna el ideal social de Luiz Inácio Lula da Silva, el mayor líder popular del país, pero en la cárcel por corrupción