Un grupo de inmigrantes recibe botellas de agua tras llegar a Barbate esta madrugada.

Un grupo de inmigrantes recibe botellas de agua tras llegar a Barbate esta madrugada. Jon Nazca Reuters

Mundo Acogida

La UE estudia crear centros de inmigrantes en su territorio, pero serían voluntarios

  • El remedio, que por ahora no contentaría a algunos socios, como Hungría, permitiría que Italia levantara su bloqueo.
  • La medida de los centros de inmigrantes puede contentar en el otro lado de la mesa a la canciller alemana, Angela Merkel.

Los líderes de la Unión Europea (UE) estudian que sus Estados miembros puedan crear en su territorio, de forma voluntaria, centros cerrados para separar a los refugiados, que tienen derecho a permanecer en los Veintiocho, de los inmigrantes económicos, que serían devueltos a sus países de origen.

Esa iniciativa, dijeron fuentes europeas, habría sido primero pactada por el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el presidente francés, Emmanuel Macron, y forma parte de un acuerdo de mínimos que se ha producido después de una jornada de 14 horas de trabajo.

La solución, que por ahora no contentaría a algunos socios, como Hungría, permitiría que Italia levantara su bloqueo a la adopción de las conclusiones del resto de asuntos del primer día de la cumbre europea que se celebra en Bruselas este jueves y el viernes.

En la primera sesión de trabajo, que comenzó a las 15.00 horas, los Veintiocho abordaron los avances en las políticas de seguridad y Defensa, la situación del comercio global tras la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos, el marco financiero plurianual para el periodo 2021-2027 y el derribo del avión MH17 en el Este de Ucrania en 2014.

Además, también han aprobado la creación de un fondo de 500 millones de euros de inversión en África que saldría directamente de los presupuestos europeos para tratar de mejorar la situación en origen.

También el presidente español, Pedro Sánchez, se mostró satisfecho después de que la UE haya acordado dar más fondos para inmigración al Gobierno de España para hacer frente a los problemas de la inmigración en el Mediterráneo occidental.

La solución de los centros de inmigrantes puede contentar en el otro lado de la mesa a la canciller alemana, Angela Merkel, partidaria de la acogida, quien necesita un acuerdo europeo para satisfacer a su ministro del Interior, Horst Seehofer, y evitar el colapso del Gobierno germano en un momento de auge del partido ultraderechista AfD.

Seehofer amenaza con cerrar las fronteras alemanas para reducir el número de demandantes de asilo, en línea con una política más restrictiva como la que demanda Austria, que asumirá la presidencia de la UE el domingo, y el Grupo de Visegrado (Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia).

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, defendió en la reunión que debe aplicarse el principio de que "nada está acordado hasta que todo está acordado" y que Roma se reserva el derecho de evaluar su posición sobre todas las partes del documento final hasta que se conozcan las decisiones en inmigración.