Ante la sede del partido se han agolpado decenas de chilenos

Ante la sede del partido se han agolpado decenas de chilenos Reuters

Mundo

Miles de chilenos celebran en la calle la victoria del candidato conservador

Alejandro Gillier, con el lema "el presidente de la gente", ha perdido 300.000 electores.

Miles de personas han salido este domingo a las calles para celebrar el triunfo del candidato conservador a la Presidencia de Chile, Sebastián Piñera, en la segunda vuelta de las elecciones celebradas este domingo en el país suramericano.



Centenares de chilenos se apretujan a estas horas frente al edificio céntrico en el que se ubica el equipo de campaña de Piñera, muy cerca del Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, mientras bailan al son de sus cánticos.

También millares de ellos recorren las calles de la capital chilena, de 6,2 millones de habitantes, montados en sus automóviles haciendo sonar las bocinas.

La plaza Italia, tradicional punto de encuentro de los chilenos para celebrar especialmente las victorias deportivas, esta vez se encuentra colmada de adeptos al presidente electo, enarbolando miles de banderas.

Lo mismo sucede en regiones, donde la gente ha salido a celebrar el triunfo de Sebastián Piñera, reconocido por el senador Alejandro Guillier, quien admitió su derrota e hizo un llamamiento a la unidad de las fuerzas progresistas, y se comprometió a luchar por los ideales de la centroizquierda desde el Congreso.

Con casi el 100% de los votos escrutados (6.945.110 votos), Sebastián Piñera obtuvo un 54,58 %, mientras su oponente, Alejandro Guillier, un 45,42, según cifras oficiales proporcionadas por el Servicio Electoral, que además, ha perdido 300.000 electores.

De este modo, Piñera, que ya gobernó el país entre 2010 y 2014, se convierte en el próximo presidente de Chile para el período 2018-2022, sucediendo por segunda vez en la historia a Michelle Bachelet.