Una imagen del desfile de Dior durante la Paris Fashion Week para la próxima primavera-verano 2023.

Una imagen del desfile de Dior durante la Paris Fashion Week para la próxima primavera-verano 2023.

Moda y Belleza

Todas las sorpresas de la Semana de la Moda de París: el prêt-à-porter que parece alta costura

Termina la Paris Fashion Week con las propuestas de algunas de las marcas más conocidas del mundo: así será la moda de primavera-verano, según la capital gala.

6 octubre, 2022 03:14
Cristina De Alzaga Sophie Fernández

Hay un fenómeno en la moda del siglo XXI que se llama la 'espectacularización' de los desfiles. Las marcas ponen tanto esfuerzo en crear las colecciones que van a desfilar por la pasarela como en decorar esta última de las formas más soprendentes. y esto ha sido más evidente que nunca durante la reciente Semana de la Moda de París.

Se nota que, después de la pandemia y el temor a las siguientes olas en ediciones pasadas, por fin había ganas entre muchos diseñadores y marcas de desfiles presenciales, únicos e irrepetibles, con los que convertir la experiencia en algo extraordinario. 

[Descubre las 21 tendencias clave de esta temporada otoño-invierno 22-23]

Así, para presentar las colecciones de prêt-à-porter de primavera-verano 2023, varias marcas optaron por sorprender a sus invitados y, al mismo tiempo, lograr contenido viral con el que 'animar' las conversaciones en las redes sociales. Por ejemplo, la firma Balenciaga cubriéndola de barro y charcos de agua.

Otra de las sorpresas nos la dio la marca Coperni, cuando subió a la pasarela a Bella Hadid y los creativos de la marca, Sébastien Meyer y Arnaud Vaillant, crearon sobre la modelo el primer vestido confeccionado mediante un spray, con el que rociaron el cuerpo de Bella Hadid.

Bella Hadid, en el desfile de Coperni.

Bella Hadid, en el desfile de Coperni.

Y aunque al principio los invitados pensaron que era un ejercicio de body painting (pintura sobre el cuerpo), en vivo y en directo, la performance artística terminó convirtiendo el contenido del aerosol en un vestido blanco con escote recto que dejaba al descubierto los hombros y una abertura en la parte trasera. 

Los directores creativos de Coperni, rociando a bella Hadid con el spray Fabric.

Los directores creativos de Coperni, rociando a bella Hadid con el spray Fabric.

Gracias a un invento del  investigador Manel Torres llamado Fabrican (y hecho a base de fibras de algodón suspendidas en una solución), lo que parecía pintura blanca, tras unos minutos en contacto con el cuerpo, se endureció transformándose al momento en una tela.

Bella Hadid desfila con el vestido, una vez 'confeccionado', y posa con Sébastien Meyer y Arnaud Vaillant,

Bella Hadid desfila con el vestido, una vez 'confeccionado', y posa con Sébastien Meyer y Arnaud Vaillant,

Son solo dos ejemplos de las muchas curiosidades que estos días han protagonizado la Semana de la Moda de París. pero, más allá de las anécdotas, cada firma interpretó la primavera-verano 2023 a su manera.

Así, mientras algunos la vieron en tonos oscuros y estilo urbano, para el día a día en la vida cotidiana, otros la visten en colores claros y llamativos, se inspiran en tierras lejanas, proponen viajes a exóticas playas o aventuras en las dunas del desierto.

Giambattista Valli, por ejemplo, viaja a la India, y más concretamente a Jaipur, en Rajastán, a la tierra de los maharajás y las maharaníes cubiertas de joyas. Y las modelos lucen el "bindi" (el tradicional punto en la frente que llevan las mujeres en India) y encajes, dorados, flores y brillos para vaporosos vestidos de ensueño, en tul o muselina.

Mientras que Rick Owens se inspira en sus viajes a Egipto y en las imágenes de la actriz Theda Bara en la película Cleopatra (1934), de Cecil B. Demille, que veía de niño en los libros de cine que tenían sus padres. 

Owens presentó una colección que bien podría haberse presentado en los desfiles de alta costura: grandiosos vestidos confeccionados con más de un centener de metros de tul, que ha sido fabricado reciclando materiales que contaminaban los océanos o bien fueron recuperados de vertederos.

También Balmain se apunta a la preocupación por el mediambiente, y para demostrarlo, Oliver Rousteing utiliza tejidos hechos de paja, plátano y papel, en prendas arquitectónicas en las que cada detalle importa. Porque, como ya adelantaba la cuenta de la firma francesa en Instagram, “la perfección está en los detalles”.

El desfile, celebrado en el estadio de St. Denis, reunió a mil invitados vip y a otras seis mil personas que pagaraon su entrada por ver el 'espectáculo', en una iniciativa que bien podrían imitar ortras marcas para permitir a quienes sueñan con asistir a un desfile en vivo ver realizado su sueño. 

Estampados basados en pinturas clásicas y otros que parecen arder en llamas decoran los trajes de chaqueta, una de las prendas estrella de todos los desfiles. especialmente las que marcan mucho los hombros al estilo working girl de los años 80.

[Los 'uniformes de trabajo' de las mujeres: del traje Chanel al vestido 'wrap', vestidas para triunfar]

Y hablando de los 80, la sorpresa del desfile de Balmain fue la cantante Cher, a la que la nota de prensa de la firma describe como "audaz, una verdadera pionera, durante más de seis décadas".

La cantante Cher, desfilando para Balmain.

La cantante Cher, desfilando para Balmain.

Anthony Vaccarello, en su colección para Saint Laurent, también rinde homenaje a los 80 y se inspira en un espectáculo que la bailarina y coreógrafa Martha Graham presentó en los años 30. Aunque Vacarello pretende mezclar ambas décadas, el resultado es mucho más ochentero.

Tanto, que inmediatamente recuerda a la fructífera colaboración entre el diseñador Halston y Martha Graham en la década de los 80. Como puede verse en la serie que lleva su nombre, Halston, que había perdido el control de su empresa, se dedicó a crear magistralmente vestuarios para los distintos ballets de la bailarina y coreógrafa.

Vestidos de punto que se adaptan al cuerpo femenino como un guante (una constante en otros diseñadores) envolviéndolo, llegando incluso a cubrir la cabeza de forma más sensual que lo haría una capucha. Por cierto, muy parecidos a los que llevaba Grace Jones en la película de James Bond que la convirtió en uno de los iconos ochenteros.

El diseñador Satoshi Kondo realiza un homenaje al gran Issey Miyake, que falleció el pasado mes de agosto. Su colección fue un homenaje a los códigos del fundador de la marca. En el escenario de un hangar casi a oscuras, y sobre una imagen en blanco y negro del gran diseñador japonés proyectada en la pared, podía leerse esta frase escrita de su puño y letra: "Creo que hay esperanza en el diseño".

La misma búsqueda de la belleza que impulsa a Daniel Roseberry para la firma Schiaparelli.  Cuando, el pasado verano, presentó las propuestas de alta costura de para este otoño-invierno, el diseñador de moda estadounidense seguía fiel a las claves de la fundadora de la marca.

Pero el actual director creativo lleva ahora a los ochenta los códigos que convirtieron a Elsa Schiaparalli en la diseñadora surrealista. Hombreras, chaquetas bien armadas y prendas que no dejan indiferente.

[Propuestas de la alta costura para otoño-invierno 2023]

Sus maxi joyas recordaban a la colección que Elsa Schiaparelli hizo con el mismísimo Salvador Dalí, cuando convirtieron en broches ojos, labios y hasta orejas en sorprendetes piezas de joyería que causaron una revolución a comienzos del siglo XX.

Se nota la intención de la firma de convertir el prêt-à-porter en algo mucho más cerca de la alta costura, en lo que Diego della Valle, actual dueño de la empresa, llama “prêt-à-couture”, según explicó en la presentación.

Loewe se centra en el anturio, esa extraña flor que tanto ha inspirado a los diseñadores de todos los tiempos, para lograr una colección colorista, delicada y sensual, pero en la que su diseñador, Jonathan Anderson, no deja de incluir sorpresas.

Como las camisetas que parecen salidas de un videojuego, con efecto pixelado; los zapatos realizados con globos deshinchados; los minivestidos de punto con volantes, que renuevan con cuello de polo el clásico babydoll... 

Dos propuestas del desfile de Loewe en la Semana de la Moda de París.

Dos propuestas del desfile de Loewe en la Semana de la Moda de París.

En Loewe vimos la versión siglo XXI del guardainfantes, ese armazón que llevaban bajo la ropa las mujeres de los siglos XVI y XVII, que también presentó Dior. Su directora creativa, María Grazia Chiuri, apuesta por el arte y se inspira en Catalina de Médicis, con la ayuda de  la artista Eva Jospin, que creó la escenografía: una gigantesca gruta en cartón tallado.

Toda una compañía de ballet acompañó con sus coreografías a las modelos sobre la pasarela: los bailarines llevaban prendas con efecto trampantojo del cuerpo humano, como ya hemos visto en otros diseñadores a lo largo de la semana.

El verano es para mostrar la piel; así lo sentencia, por ejemplo, la colección Unboxing Valentino. Para ello, no solo ha creado empinadísimos escotes traseros que la enseñan, sino textiles en las distintas tonalidades nude hasta mimetizarse con la auténtica piel de las modelos. 

Su director artístico, Pierpaolo Piccioli, presentó una oda a la diversidad. De su desfile extraemos varias claves: vuelven los logos. La V de Valentino se repite y replica en un estampado que quizás luego vemos en bolsos y otros productos, y que la pasarela muestra en la cara de las modelos y en sus manos. 

Pero, sin duda, el desfile más esperado de esta Semana de la Moda de París era el de Victoria Beckham. Después de 15 años desfilando en Manhattan y de mudarse a Londres hace cuatro, tras unos años muy complicados para su empresa, el debut de la diseñadora en la capital de la moda tenía mucho morbo.

Y cumplió las expectativas con una colección sobria y elegante, cuyo desfile se celebró en el marco incomparable de un claustro en la iglesia barroca Val-de-Grâce, situada en el V Distrito de París. Fue calificado de impresionante por los expertos, que definen la colección como una de las tres mejores de la ex Spice Girl.

En primera fila, la familia más fashion del universo celebrity: su marido, David; su hijo mayor y su nuera, Nicola Peltz, y dos de los diseñadores más glamourosos: Simon Porte Jacquemus y Nicolas Di Felice, de Courreges.

Para el próximo verano, Hermès sueña con volver a la naturaleza y la aventura en grandes espacios abiertos. La marca refuerza el aire deportivo de colección con el escenario escogido para el desfile: el Tennis Club de París, convertido en un desierto entre dunas gracias una alfombra color arena.

Parkas, shorts, pantalones, capa con capucha, abrigos, chaquetas y gabardinas... y por supuesto en piel (de becerro, de cordero, etc...), el auténtico material de la maison, que trabajan como nadie.

Allí desfilaron todas las prendas posibles para disfrutar del aire libre: ya sea haciendo camping, escalada o senderismo; por eso, la directora artística Nadège Vanhee-Cybulski, coloca en los bolsillos hebillas metálicas que parecen mosquetones. 

Chanel ya nos había adelantado con un spot, realizado por Inez & Vinoodh y protagonizado por la actriz y embajadora de la maison Kristen Stewart, una colección homenaje al cine.

Con la película El año pasado en Marienbad (1961) de Alain Resnais como inspiración, la colección pretende explorar la "libertad de una mujer, de movimiento y de expresión". Incluye iconos de la casa como las perlas pero también lentejuelas, lazos y plumas, que visten gasas de seda. A ellos, se suman los lunares y el tweed de pata de gallo, en diseños que mantienen un diálogo acertado, y lleno de sensualidad, entre el pasado y el presente.

"Cuando el cuerpo deja de preocuparse exclusivamente por su elegancia, cuando la obsesión por ser bella ha dado paso a una actitud interior -actitud de ánimo más que de exhibición de orgullo-, entonces la mujer tiene todo: naturalidad, juventud y sencillez. Acaba de dar un paso de gigante hacia su propia realización" decía Gabrielle Chanel. Su propuesta primavera-verano lo plasma, quizá mejor que nunca, gracias a la perspectiva de Virginie Viard.

"La moda es un medio de traducir una reacción a la realidad en forma material. No es solo una reacción al mundo que nos rodea, sino que, en última instancia, está diseñado para sentarse dentro, para convertirse en parte de una realidad que a su vez refleja La colección Primavera/Verano 2023 de Miu Miu de Miuccia Prada subraya y explora esta idea, de una transferencia de sentimiento y respuesta al resultado" comenta por su parte Miu Miu sobre su propuesta.

La casa apuesta y gana en el juego de las proporciones, con diseños de corte relajado y amplio, a los que se suman tendencias de la estética de la década de los 2000, como los bolsillos XXL o las riñoneras. Se atreve con la técnica del layering, sumando capas ligeras, que también dan protagonismo a las transparencias, todo ello siguiendo una armonía cromática que aboga por los neutros.

El glamour, impregnado de la esencia punk, es finalmente el hilo conductor de la colección de Vivienne WestwoodAndreas Kronthaler, su director creativo, despliega una propuesta de vestidos de noche poco convencionales, que cuentan con detalles claves: del corset (ya percibido como el mejor símbolo de la liberación del cuerpo femenino, huyendo de su función de origen) al escote corazón pasando por las perlas XXL... todos encuentran su contrapunto en el arriesgado látex y las proporciones.

Los volúmenes son inmensos, pero no ocultan la piel y mucho menos el cuerpo, en este impetú unánime de desvelar, propio de nuestros tiempos.

Comme des Garçons, Chloé, muchas marcas más han presentado sus colecciones en la Semana de la Moda de París. Si quieres sentirte como si estuvieras en el front row de los desfiles, aquí podrás ver todos los modelos, y muchos más, en nuestra galería de imágenes.

Vestidos y shorts de encaje, pijamas y la potentísima y supersexy tendencia lencera, los flecos y las plumas, los brillos y los colores flúor son algunas de las tendencias que marcarán la pauta la próxima primavera-verano 2023. ¿Te apuntas?