La polémica campaña del PP y C's contra la violencia de género, ya retirada.

La polémica campaña del PP y C's contra la violencia de género, ya retirada.

Mujer

La polémica campaña del PP y Cs contra la violencia de género: "De mayor no quiero ser como papá"

La campaña, criticada por PSOE y Vox, acompañaba esta frase de un dibujo infantil con un ojo femenino llorando y una mano golpeando. Ya ha sido retirada. 

11 noviembre, 2020 13:01

Noticias relacionadas

La polémica está servida a partir del cartel impulsado por el Ayuntamiento de Córdoba en su nueva campaña contra la violencia machista: "De mayor no quiero ser como mi papá", reza, simulando la frase de un niño -el hijo de la familia vapuleada por esa violencia- y acompañado por un dibujo infantil. En esos trazos de cera aparece un brazo levantado, un ojo femenino llorando y una boca mustia: la de la madre. La palabra "quiero" aparece tachada y al lado surge un "no quiero".

La campaña, lanzada por el PP y Ciudadanos -de inusitada contundencia-, arranca con motivo del próximo 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Eva Timoteo, de Ciudadanos, ha contextualizado: "Esta iniciativa aborda la violencia de género desde el punto de vista de los más vulnerables, los menores, los hijos de las víctimas".

"Queremos acabar con esa frase que se oye de ‘Maltrata a su madre pero con sus hijos es bueno’. Eso es incompatible. Esta campaña pretende ponerse en los ojos de un niño que ve que su padre maltrata a su madre. La sociedad debe implicarse. De nuestra responsabilidad depende que no haya más niños que vean violencia en casa", ha explicado.

Vox no ha tardado en arremeter contra el mensaje, tachándolo de "vergonzoso" y acusándolo de "criminalizar a todos los hombres". Por su parte, el Grupo Municipal Socialista ha instado en Twitter a que se pidiese "perdón a los padres" y que se "asuman responsabilidades" por esta acción: "Ha hecho un flaco favor a lucha contra la violencia de género".

La idea, claro, era denunciar la violencia doméstica desde los ojos de un niño que ve cómo su padre maltrata a su madre y poner énfasis en la educación de los más pequeños para que no repitan esos modelos de conducta nocivos y machistas, pero el mensaje se ha malinterpretado, diluido y contrarrestado con el clásico "not all men". Girauta, sin ir más lejos, ha escrito: "Niños, de mayores no seáis como los que han diseñado ni como los que han autorizado esta campaña". 

Tal ha sido el revuelo que Córdoba ha decidido retirarla "para evitar polémica alguna sobre el sentido del mensaje". "Cuando hay que explicar el mensaje es que no se transmitió la idea bien. Para evitar que se pierda el objetivo con el que nació esta acción, retiramos la campaña. Y acompaño disculpas en primera persona a todas las personas que se han sentido ofendidas", ha escrito la responsable de Ciudadanos Eva Timoteo.