Salvador Illa, ministro de Sanidad.

Salvador Illa, ministro de Sanidad.

Observatorio de la Sanidad

Illa anuncia en el simposio de 'El Español' que España tendrá 3 millones de dosis de la vacuna en diciembre

El ministro de Sanidad informa de que habrá un suministro regular de entre siete y nueve proveedores. 

7 septiembre, 2020 14:56

Noticias relacionadas

Si la vacuna del coronavirus de Oxford y AstraZeneca supera la última fase de ensayos clínicos, España contará con tres millones de dosis en diciembre, que servirán para vacunar a un millón y medio de personas, puesto que está proyectado que sean necesarias dos dosis para lograr una inmunidad aceptable.

Así lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que ha abierto el ‘I Simposio Observatorio de la Sanidad: las fronteras de la lucha contra el coronavirus’, organizado por EL ESPAÑOL y que se ha iniciado este lunes.

“España contará con el 10% de los 30 millones de vacunas que la Comisión Europea adquirirá a Oxford y AstraZeneca”, que llegarán “si superan los análisis clínicos y con garantías” previsiblemente en diciembre. Así mismo, en conversación con Pedro J. Ramírez, director de EL ESPAÑOL, Illa ha revelado que habrá un “suministro regular” de vacunas a partir de enero que entregarán “entre siete y nueve” proveedores diferentes, que son aquellos con los que está cerrando acuerdos de compra Bruselas. 

Respecto a la futura estrategia de vacunación de la Covid-19, el ministro ha indicado que este miércoles un grupo de trabajo, que contará con representación de las comunidades autónomas, de las sociedades científicas y expertos, se pondrá en marcha para decidir a qué población se priorizará. “El único requisito es que lo que se decida también esté coordinado también a nivel europeo”.

En este sentido, Illa ha recordado que su departamento se ha implicado en la campaña de vacunación de la gripe (es una actividad que suele quedar en manos de las comunidades autónomas), que se ha adelantado y que se reforzará con cinco millones de dosis contra este virus que ha adquirido el Ministerio.

Salvador Illa y Pedro J. Ramírez.

Salvador Illa y Pedro J. Ramírez.

Respecto a medidas para contener los rebrotes presentes y futuros de Covid-19, el ministro catalán ha asegurado que Sanidad se ha preparado para “los escenarios más adversos. Estamos en un entorno inestable y hay que prepararse”. Por ello, ha considerado necesario tomar medidas “contundentes” para mitigar estos episodios, algo que opina que ya se está observando en Cataluña y Aragón.

En cambio, el Gobierno no se plantea todavía tomar medidas de control en los aeropuertos españoles, como piden algunas comunidades autónomas. “Los casos importados son relativamente bajos”. En este sentido, ha insistido en que la situación actual no es, ni de lejos, “la de marzo y abril”.

Durante su intervención, el ministro de Sanidad ha hecho hincapié en la intención del Gobierno de llevar la inversión pública en sanidad al 7% del PIB, y ha dejado caer que se pueda recurrir a los fondos europeos destinados a la recuperación para potenciar el gasto sanitario.

En inversión en sanidad hay que llegar hasta donde sea necesario”, ha indicado, cuando Ramírez le ha preguntado si los fondos de Bruselas se podría dedicar a las partidas sanitarias. “Hay que ser conscientes de que hay que destinar lo que sea necesario al sector salud. Es inevitable, el contexto lo ha hecho evidente”.

De hecho, ha indicado que las peticiones de su departamento para el futuro proyecto de Presupuestos Generales del Estado ya son conocidas por Hacienda. “Se ha empezado todo el trabajo de preparación presupuestaria y el ministro ha hecho sus deberes”.

Colaboración público-privada

El ministro ha considerado que la pandemia ha puesto de relieve la importancia del sector sanitario privado. “Tenemos que aprovechar la colaboración del sector privado. Hay que agradecer los esfuerzos de todos. Cuento con su colaboración activa. Se han reforzado los lazos de cooperación y en el Ministerio de Sanidad colaboraremos para que esto siga así”.

En este sentido, ha tranquilizado al sector y ha asegurado que no tiene la intención de suprimir las mutualidades de funcionarios, militares y personal de Justicia. “No es una prioridad del Ministerio ni está sobre la mesa”.

Por otro lado, ha recordado la puesta en marcha de la reserva estratégica de productos sanitarios del Gobierno de cara a futuras evoluciones de la pandemia y ha hecho hincapié en la necesidad de que España cuente con fabricantes de estos insumos. “Es muy importante fabricar productos sanitarios y medicamentos en nuestro país. Algunos parecen banales, pero no se cuenta con ellos con rapidez si no es así”.

Un momento del simposio, en el que se puede observar que se han respetado escrupulosamente las medidas de seguridad por la Covid-19, tales como la distancia interpersonal.

Un momento del simposio, en el que se puede observar que se han respetado escrupulosamente las medidas de seguridad por la Covid-19, tales como la distancia interpersonal.

Para remediar esta situación, ha afirmado que el departamento está en “conversaciones discretas para una evaluación de medidas a corto y largo plazo” con el sector sanitario para que, precisamente, haya más fabricación 'sanitaria' en España. “Es uno de los sectores tractores de la recuperación, no solo en salud sino también en economía”. Por ello, cuenta con sus propuestas para los fondos europeos que tienen que llegar, ha afirmado

Además, Illa ha destacado el papel de todos los profesionales sanitarios en la gestión de esta crisis, comprometiéndose a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Pero ha tenido unas palabras, en particular, sobre la oficina de farmacia, y ha destacado su papel en la pandemia. "Es un servicio más relevante de lo que se ha transmitido. Quiero agradecer su trabajo. Su valor ha sido superior al que ha trascendido". De hecho, ha informado de que hay "varias líneas de trabajo para sacar más provecho a las farmacias. Es un activo de nuestro sistema de salud".

Ciencia

La inauguración del simposio ha corrido a cargo de Emilio Lora-Tamayo, rector de la Universidad Camilo José Cela, anfitrión del evento al celebrarse en el auditorio de esta institución.

Lora-Tamayo ha alertado de que "sin ciencia no hay futuro" y ha apuntado a que "la tecnología se tendrá que combinar con una visión más humanista y flexible" para dar a luz a "un nuevo modelo de educación híbrida en la que lo 'online' será el gran protagonista". 

En este sentido, ha recordado el papel clave que tiene la educación en que los jóvenes tengan comportamientos adecuados para evitar la extensión de la pandemia. "La solución ha de pasar por más y más educación, incentivando su socialización y su compromiso para que sean más participativos".

Pedro J. Ramírez también ha participado en la inauguración del simposio y ha agradecido la participación de los más de 70 ponentes con los que cuenta el encuentro. "Esto son unos autenticos Estados Generales de la sanidad española" ha indicado. "Todos habéis tenido intereses contrapuestos, pero en los primeros compases de esta crisis habéis aunado fuerzas para combatir este problema, este drama, la lucha contra la Covid-19", ha indicado, refiriéndose a los representantes del sector sanitario. 

"Hemos vivido terrorismo, intentos de secesión, catástrofes naturales, crisis sanitarias diversas pero de menor calado que esta… y la unión ha hecho la fuerza. Este seminario va a ser una representación de esa unión que hace la fuerza", ha considerado el director de EL ESPAÑOL.