Un padre y su bebé./

Un padre y su bebé./ Efe

Tribunales

El CGPJ archiva la denuncia contra la jueza que aludió a la "Galicia profunda"

El promotor de la acción disciplinaria constata que no se cumple el requisito de que un tribunal la haya corregido.

3 diciembre, 2021 12:37

Noticias relacionadas

El Promotor de la Acción Disciplinaria ha archivado la denuncia interpuesta contra la jueza de Marbella que aludió a la "Galicia profunda" en una resolución por la que concedió cautelarmente al padre la custodia de un bebé cuya madre reside en un pueblo gallego.

La magistrada fue denunciada por la letrada de la madre, por la posible comisión de una falta disciplinaria grave consistente en la "utilización en las resoluciones judiciales de expresiones innecesarias o improcedentes, extravagantes o manifiestamente ofensivas o irrespetuosas" desde el punto de vista del razonamiento jurídico.

El Promotor, Ricardo Conde, argumenta que "no puede pasarse por alto" que la ley establece que en lo relativo a esa falta, "el Consejo General del Poder Judicial solo procederá previo testimonio deducido o comunicación remitida por el tribunal superior respecto de quien dictó la resolución, y que conozca de la misma en vía de recurso".

"Con esta previsión", explica, "el Legislador estableció —como hace en otros tipos disciplinarios— un presupuesto o requisito de procedibilidad, es decir, una condición formal que debe darse para que pueda iniciarse cualquier acción disciplinaria contra el presunto autor de tal infracción".

Esa condición no se cumple en este caso, ya que la resolución no es recurrible.

Conde recuerda que, a diferencia de lo que sucede en otros casos, en el supuesto de esa falta el legislador no ha permitido la persecución de esa ofensa disciplinaria por una denuncia de alguna de las leyes del proceso.

Resolución polémica

La resolución de la magistrada Belén Ureña suscitó polémica por una referencia a la "pequeñísima población en la Galicia profunda a la que se ha trasladado la madre", en contraste con una "ciudad cosmopolita" como Marbella, donde estaba la residencia familiar antes de la separación de la pareja y donde sigue viviendo el padre.

Pero esa alusión no era la principal razón de la decisión judicial, en la que ha pesado notablemente la conducta de la progenitora, que el pasado 3 de septiembre se llevó al bebé a Galicia pese a la "oposición reiterada y expresa" de su pareja y puso por escrito cuál era su intención: "Voy a hacer todo lo posible para alejarlo lo máximo posible de ti".

La madre no tenía la custodia del menor. La resolución del Juzgado de Primera Instancia número 7 de la localidad malagueña responde a una petición de medidas provisionales del padre, pero no es una decisión definitiva. La propia magistrada señala que "no significa que en el procedimiento principal [no] pueda valorarse la procedencia de una custodia compartida".