Último documento de las autoridades británicas sobre la euroorden contra Ponsatí

Último documento de las autoridades británicas sobre la euroorden contra Ponsatí

Tribunales

Reino Unido tramita la euroorden contra Ponsatí tras la ampliación de la información por Llarena

"Hemos podido validar su alerta", informan poco después de que el juez del Supremo remitiese nuevos datos.

Noticias relacionadas

Las autoridades policiales británicas han dado curso esta tarde a la orden de detención y entrega (OEDE) emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena contra la exconsejera catalana Clara Ponsatí, prófuga en Escocia.

En un formulario introducido en Sirene (el sistema de comunicación policial entre los países del espacio Schengen), las autoridades del Reino Unido indican que han certificado la validez de la OEDE, que comienza, así, su tramitación.

La comunicación se ha producido poco después de que Llarena enviara al Reino Unido un nuevo documento con información complementaria en el que concreta la intervención que le atribuye a a Clara Ponsatí en el delito de sedición por el que el Tribunal Supremo ya ha condenado a otros exconsejeros de Carles Puigdemont.

Llarena especifica los actos concretos realizados por Ponsatí, como firmar la convocatoria del referéndum ilegal del 1-O, prohibido por el Tribunal Constitucional, o acordar la cesión de locales de la Consejería de Educación para la votación independentista pese a las resoluciones del TC y a que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña había ordenado a los Mossos d'Esquadra que procedieran al cierre de los centros de votación e impidieran la celebración del referéndum.

El juez destaca que el 28 de septiembre de 2017 los máximos responsables de los Mossos d'Esquadra advirtieron al Gobierno de Puigdemont de que, "de celebrarse el referéndum, se preveía y era probable una escalada de violencia con brotes importantes de enfrentamientos el día 1 de octubre, como efectivamente ocurrió".

En definitiva, el instructor informó a las autoridades británicas de que Ponsatí "desobedeció las resoluciones y los requerimientos reiterados del Tribunal Constitucional, así como la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y, en el ejercicio de su cargo público, realizó las acciones anteriormente descritas tendentes a celebrar el referéndum de independencia, pese a conocer la ilegalidad y la nulidad del proceso, que finalmente desembocó, tal y como se preveía, en actos violentos".

Todo ello lo hizo "con el objetivo de conseguir la alteración del orden legal y constitucional vigente", concluía Llarena.

Más disculpas

"Les informamos que tras haber recibido la información adicional y elformulario M hemos podido validar su alerta del Artículo 26 y hemos certificado la validez de su OEDE con respecto a la legislación de Reino Unido", ha contestado de inmediato Reino Unido.

"La OEDE validada va a ser ahora enviada a los compañeros de Policía de Escocia para que la estudien y tomen las medidas oportunas. Una vez mas, disculpen los malentendidos de las comunicaciones anteriores", añaden.

La nueva petición de disculpas se debe al "malentendido" y "error" que, según las autorides británicas, se produjo el pasado miércoles al calificar de "desproporcionada" la OEDE de Llarena.