El extesorero del PP, Luis Bárcenas, en una imagen de archivo.

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, en una imagen de archivo. Efe

Tribunales ORDENADORES DE BÁRCENAS

Cospedal, Bárcenas y Pedro J. Ramírez testificarán por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas

El Partido Popular, su extesorera, un abogado y un informático de la formación se sientan en el banquillo.

El juicio por la destrucción de los ordenadores portátiles de Luis Bárcenas, extesorero del Partido Popular, por parte de dicha formación política comenzará el próximo 9 de abril. El propio Bárcenas, en prisión, la exsecretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal,y el director de EL ESPAÑOL, Pedro J. Ramírez, declararán como testigos. 

El juzgado de lo Penal número 31 de Madrid, donde se juzgará el caso, ha aceptado las testificales propuestas por las acusaciones Izquierda Unida, Asociación Justicia y Sociedad y Los Verdes.  

El tribunal unipersonal, con el magistrado Eduardo Muñoz de Baena al frente, juzgará al Partido Popular como persona jurídica, a la extesorera de dicho partido, Carmen Navarro, al informático José Manuel Moreno y al abogado de la formación, Alberto Durán por los presuntos delitos de encubrimiento y daños informáticos.  

Según contó el propio Bárcenas a Pedro J. Ramírez en una entrevista publicada en el diario El Mundo bajo el título Cuatro horas con Bárcenas, dichos ordenadores contenían información sobre la financiación irregular del Partido Popular entre los años 1996 y 1999, en parte investigada en la pieza de Gürtel Época I sobre la que ya hay sentencia.

Tras la comparecencia del periodista y director de EL ESPAÑOL en la Comisión de Investigación sobre la financiación irregular del PP en el Congreso de los Diputados, Izquierda Unida solicitó su comparecencia como testigo durante el juicio. Allí, Pedro J. Ramírez afirmó que Bárcenas le había contado que dichos ordenadores tenían información sobre la financiación ilegal y que "él tenía una copia".

A raíz de dicha declaración los abogados de Izquierda Unida presentaron un escrito al Juzgado donde afirmaban que "los dos ordenadores que estaban en la sede del Partido Popular y con determinado contenido de la causa principal, son los que son objeto del presente procedimiento, siendo, por tanto, testigo de referencia, sobre lo que Don Luís Bárcenas le contó del contenido de los mismos, al relacionarlo con contabilidad sobre los años 1996 a 1999, donde relata que eran contenido de éstos, según narración directa, y que expresamente detalla que no hay ninguna duda de que son los ordenadores de la presente causa".

La Fiscalía pide la absolución

El caso sobre la destrucción de los ordenadores de Bárcenas ya se archivó una vez a petición de la Fiscalía de Madrid. La Audiencia Provincial ordenó reabrirlo y éste cayó en manos del juzgado de instrucción número 32, con la jueza Rosa María Freire como instructora, que lo mandó a juicio. 

El Ministerio Público sigue considerando que la destrucción de los discos duros de los dos ordenadores "no es constitutiva de delitos alguno". Consideran que todos los acusados deben ser absueltos porque no se puede acreditar la información de los ordenadores que se destruyeron después de despedir a Luis Bárcenas.