Jordi Pina y Pilar Calvo.

Jordi Pina y Pilar Calvo. EFE

Tribunales INDEPENDENTISMO

Los presos 'indepes' denuncian ante 40 líderes europeos el "bloqueo" del Constitucional

Los presos independentistas en huelga de hambre, Jordi Sánchez, Josep Rull, Jordi Turull y Joaquim Forn han dirigido más de 40 cartas a líderes internacionales, entre ellos los primeros ministros de todos los países europeos (también al presidente del Gobierno español Pedro Sánchez) el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, y el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude-Juncker.

Unas cartas que han remitido este mismo lunes y en las que se quejan del "bloqueo al que les ha sometido el Tribunal Constitucional" al no tramitar sus recursos de amparo con el que "se han vulnerado sus derechos fundamentales", según denuncian.

La representante de los presos del procés, Pilar Calvo, y el abogado de Sánchez, Rull y Turull, Jordi Pina, han afirmado que el Tribunal Constitucional no ha tramitado dichos recursos con la intención de que los recurrentes no puedan dirigirse al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). En este sentido, Pina ha avanzado que preparan una acción que dirigirán a dicho tribunal en los próximos días en la que "van a intentar que el TEDH pueda analizar si esta táctica dilatoria del TC les ha impedido acceder a la justicia". 

"Vulneración de derechos fundamentales"

Los dos representantes de los presos del procés han sostenido que una de las muestras de dicho bloqueo es que el Tribunal Constitucional han comenzado a tramitar los recursos en el momento que los acusados se han puesto en huelga de hambre, que mantienen desde hace 15 días. 

En el documento remitido a los líderes internacionales y a Pedro Sánchez se puede leer: "Somos nueve personas -la expresidenta del Parlamento de Cataluña y dos líderes de la sociedad civil- que estamos en prisión sin juicio, algunos desde hace más de un año. Estamos acusados de rebelión por haber promovido un referéndum pacífico en Cataluña el 1 de octubre del año pasado". "Sufrimos un proceso judicial que evidencia una vulneración muy severa de nuestros derechos fundamentales, entre ellos el derecho a la presunción de inocencia, el derecho a la libertad, el derecho a la representación política y el derecho a un proceso judicial con todas las garantías".

El abogado Jordi Pina ha denunciado también que el Tribunal Constitucional ha mantenido "más de un año un silencio escrupular con unos recursos que otros tribunales tramitan en menos de dos meses". Según el letrado, todos los recursos de amparo han ido dirigidos a solicitar la libertad denunciando la vulneración de derechos fundamentales y "su tramitación es obligatoria para poder dirigirnos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos".