El comisario de policía jubilado, José Villarejo

El comisario de policía jubilado, José Villarejo EFE

Tribunales Las cintas de Corinna

Villarejo niega haber filtrado las cintas de Corinna y se cree víctima de un complot policial

El comisario jubilado le dice al juez que "cada vez que pide su libertad o el levantamiento del secreto del sumario estalla una operación policial o mediática contra él".

El comisario de policía jubilado, José Manuel Villarejo, asegura que no está detrás de la filtración de la conversación mantenida con la "amiga íntima" del Rey emérito, Corinna zu Sayn-Wittgenstein que ha publicado EL ESPAÑOL y se considera víctima de una operación policial y mediática en su contra para evitar su salida de prisión.

En un escrito dirigido por su abogado al Juzgado Central de Instrucción número 6 que le investiga en el marco de la Operación Tándem, éste asegura que "nuestro defendido nos aseguró ayer en el Centro Penitenciario que ni él ni su entorno próximo tienen nada que ver con la filtración de esta grabación a la prensa (algo por otra parte obvio, pues se encuentra privado de libertad desde hace más de ocho meses)". 

La defensa de Villarejo afirma que "sea quien sea quien sea el responsable de la filtración, probablemente también sea la persona que se atreve a adelantar que se confeccionará un informe policial sobre estas cintas para solicitar la apertura de más piezas separadas en estas Diligencias Previas", en referencia a informaciones publicadas en La Vanguardia, El País o la Cadena Ser.

La grabación, en manos de los investigadores

En dicho escrito, la defensa de Villarejo también asegura que, según habría confirmado él mismo, el contenido de la conversación grabada a Corinna que implica al Rey emérito en hechos que pueden constituir distintos delitos "estaría efectivamente guardada en los discos duros que recientemente se remitieron a la Brigada de Investigación Tecnológica y a la Unidad de Asuntos Internos para su volcado y posterior análisis". 

Corinna: "Juan Carlos ha puesto cuentas bancarias en Suiza a nombre de Álvaro de Orleans y Borbón"

El abogado de Villarejo relaciona el conocimiento de esta grabación por parte de las autoridades policiales con su filtración: "No es casualidad que cada vez que esta defensa pide la libertad del señor Villarejo Pérez o el levantamiento del secreto del sumario, y el Juzgado debe decidir al respecto, estalla una nueva operación policial o o mediática en contra de nuestro defendido". Denuncian que  se está "instrumentalizando la Justicia para satisfacer intereses ajenos a los de este procedimiento". 

En dicho escrito dirigido al juez Diego de Egea, la defensa de Villarejo considera "inaceptable que la Fiscalía Anticorrupción haya afirmado en la prensa que ve en esta filtración un intento de Villarejo para presionar y amenazar con más material para que sea puesto en libertad" (en referencia a un artículo publicado en el diario El Mundo). En este sentido, defienden que "resulta irracional que se acuse a Villarejo de filtrar una grabación que él ha pedido en todo momento que se tratara con confidencialidad por parte del Juzgado", así como asegura que ha pedido que dicha grabación se remitiera al Centro Nacional de Inteligencia.