Incluso un órgano habitualmente timorato como el Consejo General del Poder Judicial va a aprobar un dictamen en el que aprecia problemas de proporcionalidad de esa pena.

Ya circula entre los vocales del órgano de gobierno de los jueces la propuesta de informe sobre el anteproyecto de reforma de la prisión permanente revisable, que el Gobierno quiere agravar sólo tres años después de haber sido introducida en el Código Penal y, por tanto, sin disponer aún de datos concluyentes sobre su eficacia.