Sonia Gumpert, entonces decana del Colegio de Abogados de Madrid, tras la agresión./

Sonia Gumpert, entonces decana del Colegio de Abogados de Madrid, tras la agresión./ Efe

Tribunales

El fiscal pide un año y medio de cárcel al presunto agresor de la exdecana de los abogados de Madrid

Acusa a Alejandro Pintó, fundador de Isde, de delitos de atentado y lesiones leves por dar un puñetazo a Sonia Gumpert.

La Fiscalía de Madrid ha pedido un año y seis meses de prisión para Alejadro Pintó Sala por propinar un puñetazo en la cara a la anterior decana del Colegio de Abogados de Madrid, Sonia Gumpert, el pasado 13 de diciembre en el hotel donde se celebraba el recuento de los votos emitidos para elegir a la nueva Junta de Gobierno.

Pintó, fundador de Isde (Instituto Superior de Derecho y Economía), es el único de los implicados en la agresión a la exdecana al que el fiscal acusa. La jueza que ha investigado los hechos apreció también indicios delictivos contra Alejandro Pintó Coma, hijo del anterior, y Jesús Gallardo Peso.

El representante del Ministerio Público atribuye a Pintó Sala un delito de atentado en concurso con un delito leve de lesiones.

Asalto a la decana 1

El escrito de acusación indica que el 13 de diciembre de 2017 se celebraron enun hotel de Madrid las elecciones al Colegio de Abogados de Madrid, unoscomicios a los que Gumpert -que no se presentaba a la reelección- acudió en calidad de decana en funciones, por lo que aún “ostentaba la responsabilidad y representación que tal cargo comporta”.

Sobre las 22:30 horas, Alejandro Pintó Sala "se aproximó a Gumbert cuando se encontraba en uno de los ascensores del hotel y le propinó un puñetazo en la cara".

Asalto a la decana 2

La Fiscalía sostiene que el acusado, que es abogado en ejercicio del Colegio de Madrid, conocía que la víctima todavía era decana en funciones y subraya que entre ambos existían "discrepancias previas". Pintó promovió la candidatura de Gumpert a la Junta de Gobierno del Colegio en las anteriores elecciones, aunque después la demandó por "incumplir" lo que habían pactado. El fundador de Isde perdió la demanda.