El magistrado que redactó la 'Constitución catalana' y que protagonizó más de cien actos públicos a favor de la secesión unilateral podrá reincorporarse a la función judicial en pocos días.

Cuando se producen crisis institucionales profundas, como la que sufrimos por el proceso independentista catalán, se comprueba con estupefacción, y con cierta rabia, la insuficiencia de mecanismos legales de respuesta que deberían estar perfectamente previstos y engrasados. Tuve ambas sensaciones hace ahora tres años cuando, a raíz del desasosiego que se vivía por aquel entonces en el Consejo General del Poder Judicial debido al expediente disciplinario abierto al juez Santiago Vidal, me fui a la Ley Orgánica del Poder Judicial y constaté con estupor en qué encrucijada se encontraba el órgano de gobierno de los jueces.

Suscríbete Iniciar sesión