David Serra, exvicesecretario de Organización del Partido Popular de la Comunidad Valenciana.

David Serra, exvicesecretario de Organización del Partido Popular de la Comunidad Valenciana. EL ESPAÑOL

Tribunales CASO GÜRTEL VALENCIA

La llamada del empresario 'de las galletas' pone entre las cuerdas a David Serra

El exdiputado del PP valenciano ha negado conocer la financiación en 'b': "Jamás he recibido dinero en metálico ni he dado un euro a Álvaro Pérez 'El Bigotes'".

El exvicesecretario de Organización del PP valenciano, David Serra, ha negado este miércoles haber realizado ningún pago en 'b' a la empresa de Francisco Correa, Orange Market, por la organización de los actos de las campañas electorales del Partido Popular en la Comunidad Valenciana en 2007 y 2008. Según Serra, tan solo se dedicó a firmar talones nominativos autorizados por el secretario general del partido, Ricardo Costa.

Sin embargo, el contenido de hasta seis llamadas con el empresario valenciano Enrique Ortiz, quien ha reconocido (como otros ocho empresarios) que pagó a Orange Market sus trabajos para el Partido Popular de la Comunidad Valenciana financiando así irregularmente al partido, le han puesto en un aprieto durante su declaración en el juicio. En esas llamadas se escucha cómo Serra pide a Ortiz que pague una factura a Orange Market.

Según Serra, Costa le pidió que contactara con el empresario Enrique Ortiz para conseguir que éste pagara una cantidad de dinero que debía a Orange Market por servicios prestados a su empresa. Serra defiende que el secretario general del PP se lo pidió porque tenía muy buena relación personal con él, ya que le conoció durante su presidencia del equipo de fútbol Hércules. 

Durante esas llamadas, escuchadas durante el juicio, se percibe la insistencia de Serra al empresario Ortiz, a quien incluso le pide que aumente la cantidad. Ortiz le contesta: "¿No jodas, más todavía?".

Entre las llamadas intervenidas también se escucha a Serra haciendo indicaciones a Álvaro Pérez 'El Bigotes', gerente de Orange Market, para que pudiera cobrar la factura finalmente. Según ha defendido el exdiputado regional, el señor Ortiz le habló de esa deuda pero siempre defendió que la deuda era real por un trabajo que realizó para él Orange Market. De hecho, según Serra, Ortiz le dijo: "hay que decir la verdad David, estos señores han hecho los trabajos, se les ha pagado, y punto". 

Solo firmaba talones, confiaba en el partido

Serra era una de las personas autorizadas para pagar los talones nominativos a la empresa de Correa por la organización de los actos del PP. Según ha explicado ante el juez José María Vázquez Honrubia, firmó las facturas porque "tenía confianza en la gente de la organización con la que llevaba trabajando 20 años. ¿Por qué iba a poner nada en duda?".

Así ha explicado cómo era el procedimiento para firmar los talones a nombre de Orange Market por la organización de actos del PP valenciano: "La gerente del partido me indicaba que necesitaba hacer pagos, me traía el talón y me pedía la firma. Yo siempre hacia la misma pregunta, si estos pagos estaban autorizados por el secretario general (Ricardo Costa) y me decía que sí. Si el secretario no estaba, que me preguntase a mí me parecía absolutamente normal para que los pagos no se quedaran bloqueados. Para eso se habilitaron las firmas".

Acusado de dos delitos electorales y falsedad documental por la financiación de ambas campañas electorales, por los que la Fiscalía solicita para él 7 años y 9 meses de prisión, Serra se ha desvinculado de cualquier responsabilidad en los asuntos financieros de su partido durante esos años y ha apuntado a Ricardo Costa como la persona que le daba las órdenes y al que obedecía. También ha negado que hiciera cualquier pago en efectivo a nadie ni que recibiera dinero en efectivo por parte de empresarios o del Partido Popular.

Sigue los pasos de Vicente Rambla

Álvaro Pérez 'El Bigotes' declaró durante el juicio del caso Gürtel que Serra era una de las personas que realizó pagos irregulares a Orange Market por la organización de los actos de las campañas generales y regionales en la Comunidad Valenciana. Sin embargo, él ha negado los hechos, como hizo también el exvicepresidente de la Comunidad Valenciana, Vicente Rambla, durante su declaración. "Jamás he recibido dinero en metálico ni donaciones para el partido. Jamás en mi vida le he dado un euro a Álvaro Pérez", ha defendido Serra.

Preguntado por si no sospechó de la financiación irregular que ha reconocido el secretario general del PPCV y hasta nueve empresarios valencianos, así como los responsables de Orange Market, Francisco Correa, Álvaro Pérez y Pablo Crespo, ha reconocido que "percibia cierto descontrol pero imaginaba que era por el día a día, todas las semanas había actos del partido", ha explicado.

Con la declaración de David Serra y de Ramón Blanco Balín, el presunto "cerebro financiero" de la trama valenciana de Gürtel, concluyen las declaraciones de los imputados en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional. Después vendrá el turno de los testigos, entre quienes se encuentra el expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, al que los imputados han señalado como la persona que orquestó los pagos irregulares de las campañas del PP.