Pedro J. Ramírez durante su comparecencia en el Congreso

Pedro J. Ramírez durante su comparecencia en el Congreso Moeh Atitar

Tribunales ACABA DE PRESENTAR EL ESCRITO

IU pide que Pedro J. Ramírez declare como testigo en el juicio de los 'Ordenadores de Bárcenas'

En su comparecencia en el Congreso, el director de EL ESPAÑOL recordó que el extesorero del PP le contó que los discos duros destruidos contenían la 'contabilidad B' del PP.

La acusación popular en el caso de los 'ordenadores de Bárcenas' ejercida por Izquierda Unida, Asociación Justicia y Sociedad y Federación Los Verdes, ha solicitado al juzgado de instrucción número 32 que instruye el caso que el director de EL ESPAÑOL, Pedro J. Ramírez Codina, declare como testigo en el juzgado de lo Penal en el que se desarrolle el juicio. 

En dicha causa se investiga la destrucción de los ordenadores utilizados por el extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, por parte del Partido Popular. Éstos, según le contó el propio Bárcenas al director de EL ESPAÑOL, contenían la presunta contabilidad B del PP entre los años 1996 y 1999, investigada en otras piezas del caso Gürtel.

La acusación, representada entre otros por los abogados de IU Enrique Santiago y Juan Moreno, se basa en la comparecencia de Pedro J. Ramírez en la Comisión de Investigación sobre la financiación irregular del PP en el Congreso de los Diputados, donde explicó durante casi tres horas la entrevista que realizó a Luis Bárcenas cuando era director de El Mundo y que dio pie a la publicación del artículo Cuatro horas con Bárcenas.

Concretamente, en el escrito presentado en el juzgado de instrucción número 32 de Madrid, los abogados hacen referencia a la respuesta que el directo de EL ESPAÑOL dio al portavoz de Podemos, Pedro Yllanes, sobre lo que Bárcenas le había contado en referencia a dichos ordenadores.

Solicitan su comparecencia como testigo de referencia de esos hechos, puesto que, según explicó, Bárcenas le habría contado que los ordenadores contenían la contabilidad B del PP entre 1996 y 1999 y que él tenía una copia.

Izquierda Unida expone que la comparecencia de Ramírez demuestra que "los dos ordenadores que estaban en la sede del Partido Popular y con determinado contenido de la causa principal, son los que son objeto del presente procedimiento, siendo, por tanto, testigo de referencia, sobre lo que Don Luís Bárcenas le contó del contenido de los mismos, al relacionarlo con contabilidad sobre los años 1996 a 1999, donde relata que eran contenido de éstos, según narración directa, y que expresamente detalla que no hay ninguna duda de que son los ordenadores de la presente causa".

Después de que la Fiscalía exculpe al PP

La petición llega un día después de que la Fiscalía considere que la destrucción de los citados ordenadores por parte del PP "no es constitutiva de delito alguno" y considere que "no ha quedado acreditado cuál era la información que contenían los ordenadores".

Sin embargo, como ya contó también Pedro J. Ramírez en julio de 2013 al juez Pablo Ruz, instructor de las diligencias en las que se investiga la supuesta financiación ilegal del PP, Bárcenas le contó: "No entiendo cómo el juez Ruz no pidió al partido los dos ordenadores que yo dejé allí y que no me quisieron devolver' y añadió: 'Porque allí, en esos dos ordenadores está esa documentación, están esos datos. Pero yo tengo copia', confesó".

Cuando el director de EL ESPAÑOL compareció ante el juez explicando estos detalles, no se sabía que el PP ya había destruido los discos duros de los ordenadores utilizados por el extesorero. De acuerdo con la investigación llevada a cabo por el Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, el borrado y destrucción de ese material se llevó a cabo el 2 de julio de 2013.