El comisario de policía jubilado, José Villarejo

El comisario de policía jubilado, José Villarejo EFE

Tribunales OPERACIÓN TÁNDEM

La Audiencia Nacional confirma la prisión provisional para Villarejo y Salamanca

Llevan en la cárcel de Estremera desde el 5 de noviembre investigados por cohecho, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

El comisario de policía jubilado José Villarejo y el excomisario de Barajas, Carlos Salamanca, continuarán en la cárcel madrileña de Estremera. Después de pedir la libertad en dos instancias, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha confirmado la prisión provisional para ambos en el marco de la Operación Tándem

Ambos están investigados por los presuntos delitos de cohecho, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. En el caso del comisario de policía de Barajas, Carlos Salamanca, también por un delito contra los derchos de los ciudadanos extranjeros. 

En la operación Tándem se investiga si Salamanca, Villarejo y el socio de éste, el abogado Rafael Redondo, quienes podrían haber integrado un entramado empresarial cuyo principal objetivo era reintroducir en España y otros países de la Unión Europea fondos procedentes de actividades ilícitas vinculadas a la corrupción internacional en los negocios. El letrado Rafael Redondo, que ingresó en prisión a la vez que ellos, ha recurrido, aunque la Sala todavía no ha resuelto su caso.

Los dos excomisarios fueron enviados a la cárcel de Estremera, donde existe un módulo especial para reclusos procedentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el pasado 5 de noviembre, tras ser detenidos en sus viviendas.

Durante la operación también fueron arrestados un hijo y la mujer de Villarejo, otro hijo de Salamanca y un socio de una clínica sanitaria de Málaga. Los más de 20 agentes que participaron en el registro de las viviendas del comisario jubilado en Boadilla del Monte (Madrid) y Málaga, encontraron 180.000 euros en metálico.

La Sala ha desestimado los recursos de apelación interpuestos por Villarejo y Salamanca contra el auto del juez instructor de la causa, Diego de Egea, refuerzo del juzgado central de instrucción número 6, que confirmó la prisión incondicional acordada por la jueza Carmen Lamela el pasado 5 de noviembre tras tomarles declaración.